Por: Nicolás Uribe Rueda

El 2018

Antes de que acabara el año, anoté con ilusión mis aspiraciones personales para el 2018 y confieso que me esforzaré para cumplirlas. Asimismo, hice mis propósitos, y espero alcanzarlos, como también pretendo desatrasarme de algunos que llevo en las alforjas de años anteriores.

Me dediqué luego a labores de pitonisa, saqué en limpio algunas de mis predicciones para 2018 y finalmente decidí atreverme y compartirlas con ustedes. Advierto, eso sí, que son pocas las posibilidades de acertar, pues como ya sabemos, Colombia se supera a cada instante, y aquello que nos parecía imposible se vuelve en breve nuestro pan de cada día. Ahí les dejo, pues, algunos de estos temas que valdría la pena tener en el radar:

1. No habrá mayores ejecutorias o novedades en la implementación de los acuerdos de La Habana, y poco será lo que se avance en la JEP. Sería un milagro si los jefes de las Farc alcanzaran a decir algo de verdad y tener sentencias ejecutoriadas antes de 2022, cuando termine el período para el cual ya tienen curul asegurada.

2. Para una economía que no levanta cabeza, el próximo gobierno propondrá a finales de septiembre una nueva reforma tributaria que deberá aprobarse antes de diciembre. Su contenido es incierto y estará orientada, sin aguas tibias, a privilegiar la iniciativa del Estado o la de los particulares.

3. La revocatoria de Peñalosa no se llevará a cabo y su gobierno, por la vía de sus ejecutorias, empezará a dar vuelta a las encuestas de opinión que hoy lo descalifican.

4. La responsabilidad política y fiscal empezará a pesar en las decisiones de la Corte Constitucional. Los nuevos integrantes, así como las dificultades de la economía y el fantasma de una constituyente para la justicia, limitarán el abuso en el ejercicio de sus competencias.

5. Las elecciones al Congreso las ganará el Centro Democrático. Los liberales mantendrán un porcentaje similar de participación y reducirán su presencia en el Legislativo los conservadores, el Polo y el Partido de la U. Sin embargo, no se sabrá de nuevas mayorías hasta que no haya nuevo presidente.

6. No creo posible una gran alianza de centro izquierda que impulse un candidato único a la Presidencia. Se dividirán el voto Petro, Fajardo, Clara, Piedad y De la Calle.

7. La centro derecha llegará a primera vuelta con Vargas Lleras en solitario por un lado y la fórmula Marta Lucía Ramírez-Iván Duque por el otro. La intuición no me dio para saber quién de ellos será el candidato a la Presidencia y quién a la Vicepresidencia.

8. Aunque improbable, no veo imposible que, por la dispersión de aspirantes, la centro izquierda no logre tener candidato en la segunda vuelta.

9. A las Farc no les auguro ni tantos ni tan pocos votos como algunos les anticipan. La campaña al Congreso, con candidatos en su mayoría criminales de lesa humanidad, hará daño al proceso de paz y a los aspirantes presidenciales que a ultranza lo defienden. Timochenko no será candidato y las Farc darán apoyo soterrado a su favorito. Será interesante evaluar los votos de las Farc a la luz de las presiones ilegales de la coca, las disidencias y la minería criminal.

10. El nuevo gobierno, de contar con mayorías en el Congreso, impulsará una reforma a la justicia. Si no las tiene, convocará una constituyente cerrada o un referendo constitucional para reformarla. Este tema no da espera.

@NicolasUribe

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Uribe Rueda

Agitación dirigida al corazón

Gobernar con las normas existentes

Hacer negocios

“94 horas”

Como niños