Por: Luis Fernando Montoya

El América

“Aquel que teme sufrir ya está sufriendo lo que teme”: Montaigne.

En el fútbol como en la vida se va superando el triunfo, la derrota, la tristeza y la alegría, entre otros. Qué bien le cae al fútbol colombiano que un equipo de tanta historia, que representa una linda ciudad como Cali y con una gran afición, como el América, paso a paso esté superando los malos momentos que le ha tocado enfrentar.

Por eso creo que es la hora de compartir algunos elementos de reflexión que hacen que uno tenga éxito en el trabajo:

1. Saber lo que hacemos y por qué lo hacemos. Es el primer elemento del éxito. Es indispensable saber por qué hicimos una cosa, tener la motivación y la razón que nos están moviendo.

2. La puntualidad. Ser puntuales en el trabajo es prueba de integridad personal y de eficiencia.

3. La eficiencia personal. Consiste en aprender a hacer las cosas de la mejor manera posible. La persona eficiente es la persona íntegra en todas sus cosas. Hágalo con esmero y eficiencia. Por eso en este nuevo rol que la vida me ha puesto, procuro que las tareas encomendadas, como esta columna, sea lo más clara posible, para que los lectores la pueden comprender.

En la medida en que la parte administrativa y financiera del América se vaya normalizando, esto va teniendo una influencia positiva en el aspecto deportivo.

Cuerpo técnico: Wilson Piedrahíta, hombre formado en el exterior, poco a poco viene demostrando que con los conocimientos adquiridos y con un buen manejo de grupo, va logrando que el equipo juegue buen fútbol, se ubique en los primeros lugares de la tabla de posiciones y se aleje del fantasma del descenso.

Nómina: la experiencia, el amor por la camiseta, el compromiso de sus jugadores, han sido vitales para su mejoría. Hombres como Julián Viáfara, Jairo Castillo, Paulo C. Arango, Jorge Banguero y Jerson González, sumados a otros valores jóvenes hasta el momento, ha sido la fórmula salvadora para salir de la difícil situación por la que estaban pasando.

Afición: es el momento para que la gran hinchada que sigue al cuadro escarlata lo acompañe y lo motive para que vaya logrando las metas propuestas.

Como el torneo es de tantos altibajos, en cada fecha hay cambios y sorpresas, es el momento para que los integrantes del equipo americano no desfallezcan.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Ayudarlos

Los mejores

El liderato del Once Caldas

Balance colombiano

Colombia, adelante