Por: Luis Fernando Montoya

El ascenso motilón

"El mejor ejecutivo es aquel que posee el sentido suficiente para seleccionar a los mejores hombres para que efectúen lo que él quiere que hagan y la suficiente autosujeción para evitar inmiscuirse con ellos mientras lo hacen": Teodoro Roosevelt.

El Cúcuta viene mostrando que con un trabajo organizado, serio y profesional se pueden ir construyendo objetivos, como jugar buen fútbol, conseguir buenos resultados, atraer a la afición y alejarse del descenso. Es importante que quien dirija un equipo tenga presentes estos tres conceptos y sepa cómo manejarlos:

1. Delegación: es la confianza en la habilidad de alguien para ser responsable y obligado a dar cuenta hacia aquello que le ha sido encomendado, y para lo cual se le ha otorgado la suficiente autoridad. Usted puede delegar autoridad y responsabilidad, pero debe mantener el control. La persona a quien usted delega tiene la obligación de presentar cuentas.

2. La abdicación: por lo tanto, cuando renunciamos a la responsabilidad y autoridad, dejamos de ejercer control y no mantenemos a nadie que esté obligado a las responsabilidades.

3. Servidumbre: significa la falta de libertad para determinar el curso de nuestras acciones.

Al final del torneo pasado los directivos tomaron la decisión de darle una nueva dirección técnica al equipo, contrataron a un hombre del fútbol y de la casa, Juan Carlos El Nene Díaz, y hasta el momento ese cambio ha funcionado. No siempre el único problema de un equipo tiene que ver con el director técnico, también influyen el tema económico, la administración y obviamente los protagonistas del juego: los jugadores.

Cuerpo técnico

Este grupo tiene una particularidad y es que está conformado por hombres del fútbol: Juan Carlos Díaz, ex jugador, gran volante; Ricardo Chicho Pérez, ex jugador del Nacional, Once Caldas y selección de Colombia, y Juan Carlos Ángel, preparador físico, campeón de la Copa Libertadores con el Once Caldas 2004. Por lo tanto tienen en común un mismo lenguaje futbolístico y se nota en la forma como vienen dirigiendo el conjunto.

Es un equipo tácticamente ordenado, su principal fortaleza está en su zona defensiva y se desenvuelve muy rápido del mediocampo hacia adelante, con un hombre como Federico Barrionuevo, la eficacia goleadora de Wilson Carpintero y Roberto Polo.

Jugadores

Veo un equipo comprometido con su estilo de juego, los futbolistas de experiencia aportando todo su recorrido y categoría para sacar adelante el conjunto.

Diego Peralta: defensa fuerte y va muy bien en el juego aéreo.

Jorge Bolaño: volante, luego de jugar tantos años por fuera del país, regresa más maduro y es clave en el mediocampo.

Jamell Ramos: lateral derecho, le da salida al equipo por el costado y va muy bien al ataque.

Federico Barrionuevo: volante, maneja muy bien el balón, técnicamente bien dotado, resultó muy acertada su contratación.

Wilson Carpintero: es el segundo goleador del torneo y él y Roberto Polo siempre se han caracterizado por ser delanteros goleadores, pasan por un buen momento futbolístico.

Afición

Ha demostrado su fidelidad al equipo en todo momento. Ahora que hace buena campaña el acompañamiento debe ser mayor, para que los jugadores sientan el respaldo de sus seguidores.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Colombia, resiliente

Favoritos

Las semifinales

No todos al Mundial

Recta final