El bastón de mando

Noticias destacadas de Opinión

En nuestros países, según se ha visto en tiempos recientes, mandan con frecuencia las inercias y da más o menos igual lo que digan los indignados o lo que prometan los políticos. Ah, y uno de los peores líos del subcontinente son los malos diagnósticos.

Tomemos la situación del Cauca, región con alta presencia de pueblos indígenas, donde el símbolo de la autoridad de los valientes líderes es el bastón de mando. Llevan años sufriendo muchas muertes y ahora están otra vez en el ojo del huracán. Ellos no se han llevado bien con los militares, por A o B razones, solo que hoy a sus gentes las matan grupos de desalmados para quienes un bastón de mando no es más que un palo seco. Soy novelista, pero ni en mi más desbordado rapto de realismo mágico se me ocurriría proponer que la guardia indígena puede enfrentar desarmada a unos malandros que portan fusiles de asalto. La pobreza y el abandono del Estado, con ser dramáticos, no son las razones por las que los matan. Intentar mejorar estos indicadores no resolvería nada hoy.

 

Comparte en redes: