Por: Nicolás Rodríguez

El canciller de las Fuerzas Militares

Con la llegada de Carlos Holmes Trujillo al Ministerio de Defensa, las principales damnificadas serán las Fuerzas Militares. No estamos ante un giro de 180 grados con respecto a lo que fue la impresentable labor del exministro Guillermo Botero. No se trata de un caso de continuidad en el que de Botero transitamos a Trujillo y una política de defensa con más de lo mismo.

Cambios habrá y no propiamente en la dirección correcta. Si Botero no tenía el tacto o cuando menos el decoro requerido para liderar el Ejército colombiano, Trujillo le imprimirá una agenda trasnochada e ideológica.

Un representante de los empresarios como Botero, sin respeto alguno por los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, no podía ser la persona indicada para una cartera en transición a la implementación del Acuerdo de Paz.

Tampoco lo será un político defensor de las narrativas de la Guerra Fría como Trujillo. Un cruzado que cree en los ejes de mal o que hace un uso retórico de su existencia para beneficio personal.

Y sin embargo ahí estamos. Cuba y Venezuela serán parte de la reformulación de los enemigos internos requeridos para reemplazar el vacío que dejaron las Farc. Hacia allá apunta el nuevo Ministerio de Defensa, en cabeza del excanciller.

A Botero le hacía falta la técnica, el conocimiento. Incluso, el sentido común. La empatía. Con Trujillo sobrará la politización.

Quizás habrá menos ruido en la forma. No le será muy difícil superar a Botero, que todo lo hizo mal. Pero hay que temer por el contenido. Los usos políticos que le darán al sector de la defensa empeorarán la legitimidad de las Fuerzas Militares, que ya venía mal.

En vez de modernizar el Ejército con un discurso a tono con sus mensajes de cheveridad, emprendimiento y tecnocracia, el presidente Duque optó por someterlo al manejo de un político con agenda electoral.

891182

2019-11-16T00:00:19-05:00

column

2019-11-16T00:30:01-05:00

[email protected]

none

El canciller de las Fuerzas Militares

37

1996

2033

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Rodríguez

El Museo de la Memoria... a tientas

Libretos viejos

Desmovilizar al Estado

Ellos

Cauca, lo malo y lo peor