Por: Manuel Drezner

El centenario de Olav Roots

Una de las figuras más inolvidables dentro del panorama musical del país fue la del maestro Olav Roots, que fuera director de la Sinfónica y del cual en este mes se cumple el centenario de su nacimiento.

Fue Roots un entusiasta propulsor de la música en el país y no el menor de sus méritos fue la forma como divulgó las creaciones de los músicos colombianos. En el tiempo que él estuvo al frente de la orquesta se tocaron más de cien obras nacionales y muchos músicos del país pudieron llegar a ser conocidos gracias a esta fructífera tarea de Olav Roots.

Él había nacido en Estonia en 1910 y estudió con distinguidos músicos como Alfredo Cortot en piano y Nicolai Malko y Bernhard Paumgartner en dirección orquestal, profesores que explican las profundas bases musicales que tenía el maestro. Cuando llegó a Colombia para dirigir la reorganizada Orquesta Sinfónica, en 1952, inició una etapa que no ha podido ser superada hasta ahora. Roots estrenó en el país decenas de obras que nunca habían sido tocadas antes (la Novena Sinfonía de Beethoven tuvo su primera presentación en Colombia bajo la batuta de Roots) y supo equilibrar el repertorio clásico con muchas obras modernas que mostraron las capacidades de la orquesta.

Fue además compositor de mérito y al frente de la orquesta estrenó algunas de sus obras, que mostraron las calidades musicales de Olav Roots. Igualmente dentro de su labor generosa, fue maestro de dirección y composición de muchos de nuestros músicos y fomentó la creación de coros con su labor (que hay que decir que fue ad honorem) al frente de la inolvidable Sociedad Coral Bach.

Roots murió en 1974 y su desaparición dejó un vacío en la música y la educación del país que no ha podido llenarse de nuevo. Quienes lo conocimos podemos atestiguar de su cálida personalidad y de la forma como enfrentaba con dignidad algunas injustas persecuciones y la falta de reconocimiento de su labor por las altas autoridades. De hecho, en su entierro, con una multitudinaria asistencia de los amantes de la música de la ciudad, fue notoria la ausencia de ellas.

Es por esto que este centenario debe recordarse ya que Olav Roots fue uno de los grandes gestores de la música en el país y se puede decir, sin temor a exagerar, que muchos de los avances que se vieron posteriormente se originaron en Roots. Esta hubiera sido la oportunidad de revivir alguna de sus obras, en homenaje a él, pero desear esto es posiblemente ser optimista en exceso.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Manuel Drezner

“Los gavilanes”, en el Colón

El Festival de Música Sacra

“El caballero de la rosa” en Bogotá

Recordando artistas colombianos olvidados

“Uva pasa bajo el sol” en el Colón