Gobierno extiende la cuarentena para población vulnerable

hace 0 sec
Por: Columnista invitado EE

El deporte, un camino hacia la reconciliación

Son muchos los mensajes que el deporte entrega en su esencia misma. Tal vez uno de los más universales es el del trabajo en equipo, fundamental en la procura del resultado anhelado. Y esa debe ser justamente la premisa en busca de la anhelada paz. Alcanzarla es un esfuerzo de todos, no de unos cuantos.

Ad portas del posconflicto en Colombia, el Gobierno Nacional destaca como uno de los tres pilares del Plan de Desarrollo 2014-2018 “un país sin miedo, sin guerra y en paz”, lo cual demandó una tarea intersectorial realizada en los territorios de mayor vulnerabilidad social y afectación por la guerra. Coldeportes no sólo se preparó, también contribuyó, al entender la necesidad de crear un marco común sobre deporte y reconciliación, que permitiera fortalecer las acciones orientadas a la prevención de la violencia y el respeto por los derechos humanos.

Así nació hace cuatro años Deporte, Convivencia y Paz, programa que desde el Departamento Administrativo se ha convertido en herramienta para que mediante el propio ejercicio y actividades lúdico-formativas, niños y adolescentes cuenten con alternativas que fomenten el buen uso del tiempo libre y desarrollen valores con la recreación y la actividad física como otras grandes aliadas.

En definitiva, queremos brindarles a nuestras futuras generaciones un proyecto integral de vida enmarcado en la legalidad. Y las cifras de esta iniciativa son tan contundentes como esperanzadoras: su alcance este año ya llega a 80 municipios de 22 departamentos del país.

El impacto social es importante, pero nunca será suficiente. Hay mucho trabajo aún por hacer, pero motivaciones nos sobran, como la fecha que nos convoca hoy, el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, declarado por la ONU y que resume, en buena parte, nuestra misión fundamental con la sociedad nacional.

Y todos podemos aportar desde la recreación, la actividad física, las competencias deportivas o la misma esencia del juego para rendirle un tributo a esa paloma blanca, ese símbolo que abrirá sus alas para cobijar nuestra geografía. Cada gesto o acción cuenta, y mucho, para que la paz deje de ser un anhelo y se convierta de una vez por todas en un derecho de los colombianos.

* Director de Coldeportes

625532

2016-04-05T21:54:47-05:00

column

2016-04-05T21:54:47-05:00

none

El deporte, un camino hacia la reconciliación

46

2323

2369

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado EE

Los abuelos del olvido

A grandes problemas, grandes soluciones

Aislamientos: ¿peor que la enfermedad?