Por: Felipe Zuleta Lleras

El discurso de marras

Pese al entusiasmo de los uribistas con el discurso del presidente del Congreso, Ernesto Macías, en el acto de la posesión del presidente Duque, lo cierto es que estaba lleno de falsedades e imprecisiones en lo que tiene que ver con los gobiernos del expresidente Santos. Muchos podrán decir que era un corte de cuentas necesario para que, como lo dijo la senadora Paloma Valencia, “no nos vayan a echar la culpa”. Lo cierto es que se le olvido al señor Macías que es el presidente de todos los congresistas, y que había allí varios jefes de Estado de países amigos. No quiero ni imaginarme lo que se fueron pensando del país después de oír ese discurso escuelero, mendaz y desesperanzador.

Muchos sostienen que el Centro Democrático está jugando al policía bueno y al policía malo. Que todo era planeado así: Macías insultando y Duque llamando a la reconciliación de los colombianos. No creo mucho en esa tesis porque el propio presidente Duque desde su campaña ha hablado de buscar propósitos comunes, como lo volvió a destacar durante su discurso de posesión. Ya lo he dicho antes, pero sigo convencido que, si el presidente no le pone freno a la bancada del Centro Democrático, van a acabar por hacerle mucho daño a él y a su Gobierno.

Lo digo, porque he visto varias veces el video que publicó Noticias Uno del aquelarre de la bancada del Centro Democrático después de la posesión. Y entre más lo veo, más aversión me dan algunos congresistas de ese partido. Exaltaron a Macías, después de ese discurso de quinta, hablaron mal de otros congresistas, se burlaron del presidente Evo Morales. En fin, nada de lo que vimos era edificante ni decente. Parecía una reunión de capos liderados por el jefe de la banda.

Sigo creyendo en la buena fe del presidente Iván Duque y su deseo de hacer bien las cosas. Y lo he sostenido en varias oportunidades: si a Duque le va mal nos va mal a todos. Pero la verdad me temo que los congresistas de su partido le van a hacer la vida imposible por el ánimo pendenciero y el talante tramposo que tienen algunos de ellos.

Por lo demás nos quedó claro, después del discurso de Macías, que los congresistas del Centro Democrático no reconocen jefe distinto a Álvaro Uribe. Bueno, lo mismo creían Pinina, la Quica y Popeye de su jefe.

No me cansaré de pedirle al presidente Duque que se sacuda lo más pronto posible de todas aquellas personas que desde la bancada del Centro Democrático quieren seguir destrozando al país por cuenta de sus odios y sed de venganza. No de otra manera podrá gobernar ni cumplir con lo que ha prometido.

Arrancó con un muy buen gabinete y con personas decentes en su círculo cercano. Pero nada de eso le va a servir si no se distancia de los malandrines que hablan en su nombre. Sacúdase, señor presidente, sacúdase.

Notícula. Hace dos semanas formulé al contralor general algunas preguntas sobre la investigación de Reficar y las inconsistencias del proceso fiscal respectivo. Sin embargo, hasta ahora nada.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

El fiscal y su gestión

¿Que Duque no ha gobernado?

Qué robadera tan arrecha

Las peleas de Claudia

Al oído del presidente