Por: Luis Carvajal Basto

El efecto Íngrid y la reversa de Chávez

Este Chávez, quien cambió el discurso de la revolución Bolivariana y sus simpatías por las Farc, por la convivencia de "países unidos aunque con ideologías diferentes", ha dejado "colgado de la brocha" en Colombia a más de uno.¿ Que será del proyecto Bolivariano de Piedad Córdoba y de Petro? Pero no son los únicos en reversar el discurso en la situación creada.

Se veía venir y celebramos todos el restablecimiento de las relaciones con Venezuela. La realidad de la integración se impuso sobre los caprichos de Chávez. Los beneficios de la ampliación de mercados no pueden depender del buen o mal genio con que se levante. Ojalá le dure y se acuerde de asignar dólares para que les paguen a nuestros exportadores.

A propósito de lo acordado, lo del tren que le dé acceso al pacífico a Venezuela, es una muy buena idea, pero demorada y costosa. A la mano, tenemos la integración fluvial por el Rio Meta. Haría falta solo una verdadera autopista que conecte Villavicencio con Bogotá. Y mientras tanto, usar y mejorar la que tenemos.

Políticamente gana más Chávez que Uribe con la normalización de relaciones. Pero ganan los empresarios y los ciudadanos de los dos países. Y los venezolanos tendrán más posibilidades de encontrar Leche y Huevos en los supermercados. Eso, le renta a su alicaída imagen más que continuar con un discurso añejo e inútil.

Otra cosa deben estar pensando quienes le "dieron cuerda" para llevarlo a donde lo llevaron. Los que lo imaginaron  liderando el derrumbe de las Instituciones Colombianas. Quienes vendieron a él y a muchos en el exterior, una visión deformada de la realidad Colombiana.

No creo que sea el temor de quedarse solo o con los Gobiernos de Ecuador y Nicaragua, lo cual es casi lo mismo, en el escenario internacional confrontando  nuestra seguridad  y la del Hemisferio, lo que lo trajo a dar este paso. Chávez entendió que no podía estrellarse con la mayoría de los colombianos. Ahora comprobó que nuestras Instituciones son más sólidas de lo que creía. Es lo que llamo el "efecto Ingrid", faltando la marcha del 20 de Julio.

Es de esperar que los socios de la versión anterior de Chávez en Colombia, entiendan estos mensajes y no se les ocurra otra vez hacer política y ganar protagonismo, en este caso negativo, a costa del deterioro de nuestras Instituciones. Ésas que nos separan de la barbarie, las que  siempre perfectibles son las  que tenemos y debemos defender y mejorar.

Pero si la reversa de Chávez causó asombro, ni hablar de algunos opinadores Colombianos. Veamos este botón: "la política de combate a las Farc de la seguridad democrática del presidente Uribe no sólo logró esa condición, sino que además dejo en una clara posición de superioridad táctica y estratégica a la fuerza pública Colombiana"… y "Usted que ha logrado tanto en la guerra Presidente cuenta con todo nuestro respaldo para que también logre la Paz°.

La cita anterior podría ser de José Obdulio Gaviria, asesor presidencial, pero no es. Es de Claudia López, columnista del tiempo, quien recientemente expresó:.."Todos hemos sabido, porque se filtra la información o porque hemos padecido sus rabietas-, de las confrontaciones y amenazas del Presidente de la República ante quienes cubren el tema del conflicto o sus secuelas.

Es dirigida al mismo Presidente. Es el efecto Ingrid, el mismo que hizo dar reversa a lo que parecía una moto sin control: El Presidente Chávez. ¿Qué más nos falta por ver?

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Carvajal Basto

¿Dos agendas?

Retos de un joven presidente

¿No más TLC?

“Habló” el líder de la oposición

Viaje, sin retorno, hacia el pasado