Por: Mario Morales
El país de las maravillas

El efecto rebote

Son acciones desesperadas, torpes o estúpidas. Creer que adjetivar e insultar son, per se, estrategias propagandísticas de la “neopolítica” demuestra no solo ignorancia de quienes aspiran a dirigir los destinos del país, sino la inexperiencia y superficialidad de algunos asesores en materia de comunicación política.

Una cosa es conocer nuestra alma colectiva y escarbar entre sus sensibilidades y prejuicios, formados y consolidados antes de terminar la primera infancia, y otra, disparar sin ton ni son con epítetos, diatribas y calificativos en busca de escandalizar para tener visibilidad.

No es posible reducir, por ejemplo, el éxito de Trump a una cabeza parlante y vociferante del star system usurpando los terrenos de la política, desconociendo las bases y tejidos sobre los cuales sus asesores construyeron su entramado propagandístico para ocultar las escasas cualidades del personaje.

De ahí a lo caricaturesco hay un solo paso, como sucede con el exprocurador Ordóñez y sectores extremistas, quienes los rodean o creen como ellos que todo se reduce a una técnica que solo hay que replicar.

Provocar sin conocer qué es lo que esperan escuchar las masas, qué es lo que están dispuestas a aceptar y a creer puede terminar, como está ocurriendo, en generación del efecto rebote o contrario. O si no miren cómo Petro o Uribe se nutren con cada ataque.

Atreverse a decir que la diferencia entre Petro y Fajardo es la de un ñero y un hippie es tocar las fibras más profundas de lo popular, en las que la mayoría de colombianos se sienten interpelados y ofendidos, por origen, solidaridad o simpatía. No es un ataque individualizado, sino un ataque contra núcleos humanos que responden con base en reflejos condicionados.

Si bien el fundamento de los discursos del odio se mueve entre la persuasión y el deseo, su estrategia es racional en cuanto debe ser coherente pero también verosímil, atada a una historia creíble. Lo demás es muestra de ineptitud, insensatez, estulticia o todas las anteriores.

www.mariomorales.info y @marioemorales

738914

2018-02-13T21:00:53-05:00

column

2018-02-13T21:14:37-05:00

[email protected]

none

El efecto rebote

16

2291

2307

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

El mito del metro

Lo que nos faltaba

Ya son club

Problemas de inteligencia

Esa sensación de abandono