El fenómeno Sanders

Noticias destacadas de Opinión

El proceso para escoger al candidato demócrata que enfrentará a Donald Trump en las elecciones generales de noviembre apenas inicia y ya hay un sorprendente nuevo delantero: Bernie Sanders.

Hace cuatro años casi logró ganarle la candidatura a Hillary Clinton. Pero en esta ocasión inició flojo. La senadora Elizabeth Warren le había arrebatado el liderazgo del sector progresista en las encuestas y con el ataque al corazón en plena campaña, muchos lo consideraron acabado. Pero no fue así. Ganó la votación popular en Iowa y New Hampshire, lo cual es muy significativo. Por una parte, logró superar ampliamente a Warren, reasumiendo el liderazgo del sector progresista. Y por otra, Joe Biden, el otrora delantero, se desplomó y surgieron dos nuevas caras, Pete Buttigieg y Amy Klobuchar, los tres del sector moderado.

Aún falta mucho. En Iowa y New Hampshire se eligieron solo 65 de los 3979 delegados que serán escogidos de aquí al 6 de junio. Biden busca resucitar el 29 de febrero en Carolina del Sur, donde el voto de los afroamericanos, su supuesto fortín, es mayoritario. Otra incógnita es el multibillonario Michael Bloomberg, también del sector moderado, que con sus inagotables recursos propios le apuesta al “supermartes” del 3 de marzo, en el que 14 estados elegirán 1357 delegados. Mientras más incierto sea el escenario para el sector moderado, que es el mayoritario en el partido, más se favorece Sanders, quien parece haberse consolidado dentro del sector progresista. Cuenta igualmente con millones de pequeños donantes que le garantizan una sólida financiación.

Hoy por hoy, la dura realidad es que Trump va ganando. Con la exoneración en el impeachment, salió envalentonado y sus seguidores están más firmes que nunca. Logró negociar un nuevo acuerdo comercial con México y Canadá, más un preacuerdo con China. Hasta el asesinato de Soliemani lo favoreció, gracias a la torpe reacción de los iraníes. Además, la economía va bien. Por estos días, su favorabilidad llegó al 49%, la más alta desde que asumió la presidencia.

La candidatura de Sanders despierta muchos desafíos. Por un lado, los 79 años que tendrá para las elecciones de noviembre, aunque Trump tendrá 74, ya de por si el presidente más viejo de la historia. Asimismo, Sanders sería el primer judío en llegar a la presidencia. Pero lo más significativo, sería el primer presidente de EE. UU.   autoproclamado socialista.

El discurso de Sanders ha sido consistente a lo largo de toda su vida pública y se resume en su frase preferida: el gobierno no debe estar al servicio del 1 % más rico, sino de todos. Sus propuestas emblemáticas son la salud pública universal, la educación universitaria gratuita y el salario mínimo de 15 dólares la hora, todo financiado con impuestos a los más ricos. Su “socialismo democrático” se asemeja a la social democracia escandinava, pero a Trump le encanta compararlo con la Venezuela de Maduro y la Unión Soviética colapsada.

Muchos dicen que EE. UU. no está listo para un presidente socialista. Pero los dos últimos ganaron contra todo pronóstico. Se decía que nunca se elegiría a un negro, hasta que llegó Barack Obama. Hace cuatro años, nadie daba un peso por Trump, una estrella de realities sin experiencia política, y ahí lo tienen.

Sea quien sea el candidato o candidata, la clave será unificar a demócratas moderados y progresistas y atraer a los independientes. Lo importante es derrotar a Trump. Sería maravilloso que lo lograra una mujer como Klobuchar o un hombre gay como Buttigieg. Sin embargo, la mayor bofetada a Trump, y el más grande viraje para la política estadounidense y mundial, sería un triunfo de Sanders. Confieso que es posible que esté pecando por pensar con el deseo. Pero quién quita. En estos tiempos han primado las sorpresas y lo previamente inédito. Y mi Dios es muy grande. 

danielgarciapena@hotmail.com

* Profesor de la Universidad Nacional de Colombia y Director de Planeta Paz

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.