Por: Danilo Arbilla

El gran premiado

En épocas de Richard Nixon el legendario y genial periodista Art Buchwald se quejaba de la "competencia desleal" que le hacía la Casa Blanca; tanto, decía, que en algunas de sus columnas humorísticas se limitaba a contar, tal cual, lo que en ese recinto pasaba.

Pues bien, el sainete hoy es universal. En Argentina, por ejemplo, acaban de darle un premio como defensor de la libertad de prensa a Hugo Chávez. Así como lo leen. El hecho no debería de sorprender, se dirá,  porque como es sabido Lula siempre dijo que en Venezuela había libertad de prensa y lo mismo  Zapatero y su excanciller Moratinos, hoy candidato a Director de la FAO.

Lo que pasa que en Argentina hace poco la gente del gobierno e intelectuales afines – la presidenta Cristina Kirchner hizo como que se lavó las manos- armaron un escándalo  porque los organizadores de la Feria Internacional del Libro invitaron para que la inaugurara al Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. Ante tanta intolerancia, macartismo de izquierda, discusiones absurdas e insensateces, alguien dijo, "ahora lo que faltaría es que le den un premio a la libertad de prensa a Chávez". Y ocurrió.

Concretamente, la Universidad de La Plata, donde estudiaron los Kirchner y seguramente en donde aprendieron  que son los derechos humanos y cuántos son  y especialmente  para quienes son y cómo se pueden explotar políticamente sin necesidad de respetarlos,  le entregó un premio por su "aporte a  la comunicación popular, a la democracia y a la libertad de los pueblos". Quizás se quedaron cortos, deberían haber  añadido también un reconocimiento por sus aportes a la independencia de la justicia, el equilibrio de poderes y la alternancia  en el poder.

Poco antes de que  viajara a Argentina a  recibir ese nuevo galardón el comandante y presidente  Hugo Chávez, sorprendió a su audiencia y al mundo con una noticia única, la de que en el planeta Marte hubo no solo vida, sino una civilización. Lo dijo por cadena de radio y televisión. "Yo siempre he dicho, he oído que en Marte ha existido una forma de vida”. ¿Quién se lo habrá dicho? ¿Dónde lo habrá oído? No se sabe. Pero no se quedó ahí. Según sus datos, habría habido  civilización pero  "a lo mejor llegó allá el capitalismo, llegó allá el imperialismo y acabó con ese planeta". Eso fue lo que dijo urbi et orbe.

Algunos pensarán que no hay que tomarlo en serio Pero hasta ahí. En cualquier momento a raíz de esta revelación lo proponen como  candidato a un premio Nobel acumulado de economía, ciencias, astronomía, antropología, ambiente. Y no me extrañaría que se le den. Todo es posible, Chávez es un buen cliente, compra todo; barcos armas, premios y lo que sea. El gasta, firma, derrocha el dinero de Venezuela. Si no lo paga él, lo pagarán los venezolanos. Es deuda soberana. Así son las cosas.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Danilo Arbilla

Se los quieren robar

Tomando nota

La commedia è finita

La trama nicaragüense

Las dos enmiendas