Por: Mario Morales

El “guardado” de este gobierno

ESTE GOBIERNO DEBE TENER SU “guardado”, como dicen las esposas desconfiadas. No de otra manera se entiende su actitud “generosa” en momentos en los que el mundo tiembla por temor a una resaca económica.

Y es que se necesitan ahorritos  para sostener esa racha de una bonificación por mes para empleados oficiales y cuyo  capítulo más reciente fue el decreto del 5 de junio que autoriza entrega de “primas” para los empleados en el exterior de la Cancillería y el Ministerio de Comercio.

El decreto dice que será por una sola vez (así comenzó la reelección, y miren dónde vamos) y sin carácter salarial. Quizás le faltó aclarar que será por una sola vez pero “cada año”, pues en 2007 ya había sucedido lo mismo.

Como ocurrió también, y por una sola vez, el pasado abril con la entrega de la  “primita” extralegal de cien mil pesitos para 565 mil trabajadores oficiales. El detalle tuvo un costo para el Erario de 53 mil millones de pesos.

Y como pasó en mayo con el incremento de la bonificación de dirección, en un 33% en promedio, para cerca de mil alcaldes de municipios medianos y pequeños.

Y mejor no sumemos las bonificaciones aprobadas para la Fuerza Pública, los desmovilizados y hasta la denominada prima “boina” para los militares que condujeran a la captura de los jefes de las Farc.

Más allá de si son justas o no esas decisiones, lo que preocupa es que ocurren justo en el momento en el que el Banco Mundial vuelve a jalarnos las orejas por el desajuste fiscal y justo en el momento en el que se abre el partidor de candidaturas presidenciales para 2010.

Exactamente lo mismo sucedió hace dos años, en plena campaña electoral, cuando el Ejecutivo cuadruplicó las bonificaciones de 285 de sus más altos funcionarios. Una primita que se decretó por una sola vez, pero de ahí en adelante tiene vigencia, con un costo de 5.400 millones de pesos, cada año.

Y pensar que ese rubro no aparece específicamente en el presupuesto de 2009 que se presentará al Congreso. Algún guardadito deben tener para mantener ese ritmo de aquí hasta las elecciones para el nuevo período presidencial.

www.mariomorales.info

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

Esos oscuros intereses

Somos mayoría

No los toman en serio

Constructores de ruinas

El buen colombiano