Por: Hernán González Rodríguez

El “invierno demográfico”

Generalidades. Para algunos expertos, tanto sociólogos como economistas, las poblaciones tienden a envejecer hasta el punto de tener muchos más ciudadanos jubilados sostenidos por unos pocos jóvenes trabajadores.  Este “invierno demográfico” se considera tan temible como el cambio climático. Países como Japón, Suecia, Alemania, España, Chile, Brasil… han aprobado o están tramitando reformas pensionales y ofreciendo beneficios a las familias que decidan tomar el camino de la procreación. Abordaré a continuación el tema de las reformas pensionales.

Me atrevo a enunciar los tres puntos clave de dichas reformas: 1. Elevar gradualmente las edades de jubilación a la par con el aumento promedio de las expectativas de vida de cada país, con el fin de ahorrar durante la vida laboral, lo suficiente para vivir pensionado durante 25 años, así como para sus sobrevivientes.  2. Los ahorros durante la vida laboral deben permitir acumular un capital para retirar una mesada -suma de capital más rendimientos- de no menos del 45 % de un promedio de los últimos salarios.  La mesada también se designa como tasa de remplazo. 3. Mantener la calidad de vida de los jubilados en relación con la que tenían cuando laboraban.  

La reforma pensional de Colombia se viene aplazando año tras año, con el agravante de que el pago de las pensiones de jubilación sale hoy, casi todo, de los dineros del Presupuesto General de la Nación -PGN- y poco de los ahorros acumulados por los trabajadores.  De los $259 billones presupuestados para 2019, $39 billones, el 15% se gasta en jubilaciones. Anif propone suspender las nuevas afiliaciones a Colpensiones para que se vaya marchitando el ahorro público y que sea reemplazado por el ahorro en los fondos privados.

Aportes mensuales. Es el porcentaje del salario mensual que se deposita en un fondo para el ahorro durante toda la vida laboral. En Colombia asciende al 16% del salario mensual, 4 % el trabajador y 12 % el empresario, como mínimo durante 1.300 semanas, 25 años. Si el trabajador quiere seguir cotizando, puede hacerlo con el fin de aumentar ligeramente el monto de su pensión de jubilación. En Chile, ejemplo mundial sobre el tema, se cotiza el 10% del salario/mes. En su reciente reforma pensional se aprobó elevar escalonadamente esta cotización hasta alcanzar el 14% del salario/mes para el año 2027.

Edad de jubilación. En Colombia, las mujeres se jubilan hoy a los 57 años y los hombres a los 62. Se propone elevar gradualmente a 62 años a las mujeres y a los hombres a los 67. El presidente de la Asociación Colombiana de Administradores de Fondos de Pensiones y Cesantías -Asofondos-, Santiago Montenegro, afirmó que: “tarde o temprano se tendrá que aumentar la edad de jubilación para evitar el colapso del sistema… los más pobres no pueden seguir subsidiando las pensiones de los ricos”, como a los exmagistrados con exiguos aportes y elevadas mesadas. Funcionarios miopes e incompetentes del gobierno colombiano han prometido que las edades no se elevarán.

Tasa de remplazo. Se define como lo que recibe el jubilado por mes en proporción del salario con el cual aportó. En Colombia se calcula como el 65% del salario promedio de los últimos diez años de aportes, traídos a valor presente por medio de los Índices de Precios al Consumidor -IPC- de cada año. En la nueva reforma pensional de Chile depende dicha tasa del monto ahorrado, dando como resultado una jubilación de cerca del 45%  del promedio de los últimos salarios. Entiendo que Anif propone reducir nuestra tasa del 65 % al 45 %, porcentaje este último que sí pueden garantizar los portafolios invertidos al 6 % por año y acumulados durante 25 años.  

Mis conclusiones para Colombia. 1. Ineludible elevar las edades para la jubilación a los 62 y 67años. 2. Estimo posible y preferible subir el aporte del 16 % del salario/mes al 17 % y continuar con una tasa de remplazo del 65 %. 3. Dedicar a Colpensiones solo para la administración de las pensiones cercanas al 75 % del salario mínimo y subsidiadas con dineros del PGN. 4. Consolidar unas dos o tres empresas privadas para administrar los fondos con los ahorros privados, bajo auditorías confiables y de reconocida experiencia.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

Elevar el empleo para disuadir las migraciones

Deterioro de la economía japonesa

Salario mínimo anual

Subsidios agrícolas

Realidades inocultables