Por: Nicolás Rodríguez

El llanto de Yanela

La imagen de la niña que llora mientras su madre es requisada por un patrullero en la frontera de México con los Estados Unidos fue seleccionada como mejor imagen fotográfica del año en el World Press Photo. Como con cualquier otra foto, los usos que le fueron dados a la imagen escapan a los designios del fotógrafo premiado.

(Aquí puede ver la imagen).

Lo primero que le ocurrió a la foto es que rápidamente se convirtió en un símbolo contra la política de cero tolerancia con los inmigrantes indocumentados implementada por la administración Trump. Ante la campaña de solidaridad desatada por la foto de la niña Yanela y su madre Sandra Sánchez, el patrullero Carlos Ruiz se defendió argumentando que la requisa duró apenas dos minutos. Confirmó que mamá e hija no fueron separadas, ante lo cual algunos medios calificaron la foto como fake news.

El recorrido de la foto por redes sociales y debates televisivos cobró otra dimensión tan pronto la revista Time utilizó el llanto de Yanela para armar una ilustración en su portada del 21 de junio de 2018. Ni la mamá ni el patrullero aparecen en el montaje pero Yanela se opone a la imagen de Trump. ¿Título del montaje?: “Bienvenido a América”.

Es de esperar que con el reconocimiento que otorga el premio surjan otros usos e interpretaciones de la imagen. La crisis de los migrantes se desata, en parte, como consecuencia de la intervención de los Estados Unidos en Centroamérica y el rol jugado por élites cómplices en el mantenimiento de la pobreza, la inseguridad y la violación de derechos humanos. Honduras, El Salvador y Guatemala guardan relaciones estrechas con un mismo pasado problemático.

Más allá de la represión sobre el cuerpo de los que migran, el llanto de Yanela sigue siendo el testimonio de una historia mucho más larga, que definitivamente no hace parte de lo que vemos en la fotografía.

850175

2019-04-13T02:40:00-05:00

column

2019-04-13T06:40:42-05:00

[email protected]

none

El llanto de Yanela

19

2148

2167

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Rodríguez

Columbarios

Intocable

Más allá de la foto

Pruebas de supervivencia