Por: Cartas de los lectores

El mandato del plebiscito

El mandato del plebiscito

Quienes se han autoproclamado voceros sin fecha de expiración de la diversidad contentiva en el No, de pírrico triunfo en el plebiscito del pasado 2 de octubre, han olvidado interesadamente que dicho resultado solo mandaba renegociar el acuerdo inicial para devenir en uno mejor considerando la objeciones formuladas en el diálogo sostenido con el gobierno. De ninguna manera el mandato en cuestión explicitó que la tal renegociación se agotaría con el consenso al que se habría de llegar (nuevo acuerdo) ad referéndum final de los representantes del No. Esa prefigurada democracia (¿?) solo existe en la mezquindad de su estrecho imaginario político anudado a su monólogo monotemático que ilusamente los hace figurarse gobierno, que según su trasnochado solipsismo les potencia dicha posibilidad al hacer advenir dicho asunto en bandera electoral de la próxima campaña presidencial. Pero como ha dicho Andrés Hoyos (El Espectador, “El troglodita”, nov. 16/16), “el nuevo acuerdo de paz suscrito entre el Gobierno colombiano y las Farc es más que razonable y debe implementarse ya”. La necedad en ningún ámbito es virtud.

Ramiro del Cristo Medina Pérez. Santiago de Tolú.

¿Cobardía?

No estoy de acuerdo con su editorial “El hácker y Óscar Iván Zuluaga” (El Espectador, nov. 16/16) porque es corto y liso. Todo el mundo en este país sabe que el Centro Democrático está plagado de bandidos y tramposos y ustedes siempre se quedan en las ramas, contando lo mismo de siempre.

En la Costa Caribe hay una expresión muy popular pero muy sabia, como todas ellas, que aplica perfectamente a ustedes los de la prensa: saben por dónde le entra el agua al coco pero nunca se lo cuentan al “engañado pueblo” . ¿Por qué? ¿Cobardía, cuidando la platica? ¿Mis amigotes politiqueros se perjudican? Si ustedes no están comprometidos con este pueblo, quien es finalmente la razón de ser de este país, cualquier compromiso adicional es basura o es cobardía.

Pero debemos ser justos: El Espectador es el único periódico que permite que le critiquen sus editoriales y eso es bastante, pero no suficiente. Este país hay que cambiarlo, y ustedes como prensa son los primeros responsables.

Norma Quintero Pereira.

Palos en la rueda

Deseo que alguien me resuelva la siguiente inquietud: ya se firmó un nuevo acuerdo con las Farc, pero aún hay personas que no están satisfechas y siguen poniendo palos en la rueda. Los que votamos por el señor Santos, lo hicimos por su promesa de pactar la paz con esta organización. Aunque no recuerdo los resultado de esas elecciones, me parece que el ganador se llevó seis o más millones de votos. ¿Esto no es suficiente para que el señor presidente Santos cumpla con lo prometido a sus electores y esos votos sirvan de respaldo para que de una vez por todas se firme la tan anhelada paz?

Lucila Marín de Arias.

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Carta de un navegante por la educación

¿Y dónde están ellos?

Personaje tóxico