El mayor del millón de dólares y United for Colombia

En relación con la nota publicada por El Espectador el domingo  8 de agosto denominada “El mayor del millón de dólares”, la Fundación United for Colombia aclara lo siguiente.

— El programa de rehabilitación médica ofrecida por la United for Colombia se sustenta en acuerdos humanitarios celebrados con el Baylor Medical Center en Dallas, Texas, y con Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, ambos en los Estados Unidos.

— El propósito de este programa humanitario es atender, con tecnología médica especializada, a los soldados colombianos severamente heridos en la lucha contra las drogas y el terrorismo en Colombia.

— Esta es una iniciativa lograda por la Fundación United for Colombia y financiada, mayoritariamente, por el Departamento de Estado de los Estados Unidos y por la donación de servicios profesionales de los médicos, enfermeras y trabajadores sociales de los hospitales Baylor Medical Center y Mayo Clinic.

— El programa con el Baylor Medical Center se inició en julio de 2005 y concluyó en junio de 2007; se atendieron cuatro soldados, quienes permanecieron en Dallas bajo tratamiento médico durante dos años.

— El programa de la Mayo Clinic se inició en mayo de 2006 y se mantiene actualmente. Se han atendido un total de trece soldados en Rochester.

— El mayor Lautaro López, debido a las heridas sufridas en combate, fue uno de los 17 beneficiarios de este programa humanitario. López tenía lesiones por arma de fuego en la pierna y el brazo derechos que le causaban una limitación severa para flexionar la rodilla. A su llegada a la Mayo Clinic tenía una severa infección denominada osteomielitis en la rodilla derecha y no podía moverla. Inicialmente, la infección fue tratada en el músculo y en el hueso. Posteriormente, la rodilla fue reconstruida y pudo recuperar el movimiento. El tratamiento médico duró un año.

— El mayor López, por ser de rango superior entre los pacientes de ese momento, fue asignado como oficial a cargo de los otros cinco soldados que estaban en la clínica recibiendo tratamiento médico gratuito.

— Su condición, como beneficiario de este programa médico y como supervisor de los demás pacientes, fue decisión del Comandante General del Ejército de Colombia, en ese momento general Mario Montoya.

— La Mayo Clinic evaluó su caso y por las condiciones que presentaba fue admitido como beneficiario.

— Como supervisor superior de los demás soldados, las funciones del mayor López durante el año que estuvo en la Mayo Clinic fueron las siguientes:

• Estar en contacto telefónico diario con la Coordinadora de este Programa Humanitario, en Washington, D.C.

• Manejar los fondos destinados para la manutención (comida) de los soldados colombianos en la Clínica Mayo y hacer rendición de cuentas mensuales a la Fundación.

• Coordinar las citas médicas de los pacientes con los trabajadores sociales de la Clínica Mayo.

• Acompañar a cada uno de los pacientes a las citas médicas, terapias, asesorías psiquiátricas y reuniones con los trabajadores sociales de la Clínica.

• Estar con los pacientes durante las cirugías, en el postoperatorio y supervisar el proceso de recuperación.

• Manejar la disciplina de los pacientes, hacer cumplir las normas de convivencia y ser responsable de que el apartamento asignado a los soldados en tratamiento siempre estuviera aseado y ordenado. Mantener el suministro de comida y los implementos necesarios.

• Estar en contacto permanente con la comunidad local colombo-americana y coordinar la participación de los pacientes en las actividades a las que eran invitados. Tener una comunicación fluida con los representantes de dicha comunidad en Rochester.

• Llevar a los pacientes a clases de inglés, clases de computación, al gimnasio y demás actividades vocacionales organizadas por la fundación y supervisadas por la coordinadora del programa.

• Reportar semanalmente el desarrollo del programa mediante un informe de actividades al Departamento de Personal del Ejército de Colombia, a la Agregaduría Militar de Colombia en Washington D.C. y a la Fundación United for Colombia.

• El total de fondos que el Mayor tuvo a su cargo durante este año fue de U$12.628

• Trimestralmente, la fundación United for Colombia realiza un informe al Departamento de Estado sobre la utilización de estos fondos, anexando soportes y facturas. Sólo y luego de haber aprobado este informe, el Departamento de Estado procede a desembolsar a la Fundación los dineros presupuestados para el siguiente trimestre.

A la fecha, el programa humanitario que ofrece United for Colombia a soldados colombianos severamente heridos en combate ha tenido los siguientes oficiales supervisores, quienes han desempañado las actividades anteriormente señaladas.

Baylor Medical Center: teniente coronel Marcela Rodríguez; capitán Hugo Chaves; mayor Alexánder Osorio Lalinde; teniente Wílmer García Daza.

Mayo Clinic: mayor Lautaro López (es el único oficial que además fue beneficiario. Su tratamiento tuvo una duración de un año); teniente Francisco García; capitán Mario Fernando Echeverri; capitán Genaro Castaño (actualmente está a cargo).

De estos hechos se desprende que el mayor Lautaro López, seleccionado por el Ejército de Colombia, fue beneficiario y supervisor del Programa Humanitario de la Fundación United for Colombia. El mayor Lautaro López no pertenece, ni ha pertenecido, a la directiva ni a la administración de la Fundación. Tampoco ha sido gestor de este programa humanitario en los Estados Unidos. La información que se refleja en  El Espectador sobre las atribuciones ostentadas por el mayor López en la Fundación es inexacta.

 Fundación United for Colombia.

Envíe sus cartas a [email protected]

Buscar columnista