El monstruo escapó de su destierro

Noticias destacadas de Opinión

En la columna “El batallón de ciberdelincuencia”, me referí al escándalo revelado por la revista Semana que daba cuenta de chuzadas, seguimientos e interceptaciones clandestinas que se estarían adelantando en el gobierno “del que dijo Uribe”, desde las guarniciones militares, contra periodistas y columnistas de quienes, por una u otra razón, se cree que son un estorbo o lo que fueren. ¡Vaya uno a saber!

Aseguré que era demasiada coincidencia que fuera en un gobierno uribista que estos escándalos salieran a flote. No es un secreto que el entonces gobernador Uribe había ya cogido fama de “chuzador”, que ratificó con creces en su presidencia, cuando se espió a periodistas y columnistas opositores.

 

Comparte en redes: