El norte y el sur de un único planeta

Noticias destacadas de Opinión

Las relaciones norte/sur tienen de vieja data un lado macabro. Sí, los del sur (occidente) somos como somos porque fuimos colonizados por europeos. Muchos no se sienten cómodos —y sus argumentos tienen peso— con la fantasía de un continente sin influencia europea, pero asimismo abundan los discursos que echan la culpa de cuanto mal al colonialismo. Sea de ello lo que fuere, el diagnóstico del calentamiento global nos está obligando a una perspectiva inusitada apenas 20 años atrás: asumir lo global como local. Dicho de otro modo, los gases de efecto invernadero que se emiten en Estados Unidos o en China cambian el clima en Colombia y en cualquier parte del mundo. La atmósfera del planeta es una sola, al igual que sus océanos.

Esta realidad implica que tenemos que reformular las relaciones norte/sur, empezando por la comprensión del mundo globalizado. Hoy a un europeo no le da lo mismo que Bolsonaro haga algo o no lo haga con la selva amazónica, mientras que a un colombiano o a un brasileño no puede darle igual si un holandés o un alemán se animan a intervenir en la salud del clima y para ello —elemento crucial— están dispuestos a meterse la mano al rico bolsillo.

 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.