Sirirí

El patrullero desobediente

Noticias destacadas de Opinión

Noticia nacional, que además se viralizó en las redes sociales, fue la desobediencia de un patrullero de la Policía Nacional que, en un desalojo de invasores de un lote ubicado en el corregimiento de Pance, en Cali, rompió a llorar ante las súplicas y ruegos de quienes estaban siendo sacados por los agentes en cumplimiento de una orden judicial.

Ángel Zúñiga es el uniformado que en plena diligencia entregó su arma de dotación y su radioteléfono, señalando que se estaba cometiendo una injusticia al dejar sin techo —así fueran unos cambuches de cartón y hojalata— a docenas de familias en plena cuarentena del maldito coronavirus.

Es de anotar que el lote no es de una constructora, como equivocadamente se afirma en las redes, sino del municipio que hizo valer su condición de propietario de la tierra, cercana al río Pance, todo un ícono de la capital vallecaucana.

La actitud de Ángel fue aplaudida por los “damnificados” del operativo, convirtiéndolo en todo un héroe nacional y en un verdadero ángel de los invasores, que andan por estos días desatados aprovechando las circunstancias que se viven en materia de orden público.

“Están atentando contra los derechos humanos”, expresó el patrullero al justificar su proceder y agregó que él era “policía para proteger a los ciudadanos y no para ser abusivo con ellos”, lo cual quedó plasmado en un video que ha tenido cientos de miles de reproducciones e igual número de likes.

Frente a ello, la institución policial ha tomado las cosas con prudente calma porque sabe que si despide a Ángel se le viene la opinión pública encima, y si deja las cosas así, se está desacatando una orden legítima, lo cual es gravísimo para la institucionalidad nacional.

Se habla de que al patrullero lo van a trasladar, pese a que ha incurrido en una omisión o extralimitación en el cumplimiento de su deber, como manifestó el general Manuel Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

Dura lex, sed lex (dura es la ley, pero es la ley), nos enseñaron en la facultad de Derecho de la universidad.

Comparte en redes: