Por: Hernán González Rodríguez

¿El “Petro” de Medellín?

El alcalde de Medellín, señor Aníbal Gaviria, está empeñado en entrabar la movilidad y las finanzas futuras de la ciudad de Medellín, por medio de un absurdo e irresponsable proyecto llamado Parques del Río, situado sobre las orillas del río Medellín, entre la plaza de Toros de la Macarena y el cerro Nutibara, el cual ya está contribuyendo a reprobar su gestión.

Su idea radica en construir el parque aludido, el cual muy seguramente terminará ocupado por los habitantes de la calle que ya perviven en las orillas del río. Para tal fin se proyecta construir dos túneles gigantescos o deprimidos de siete vías a ambos lados del cauce.

La obra se compara con los túneles del Big Dig de Boston, que tenían un tiempo de ejecución de siete años y se terminaron nueve años más tarde. Las filtraciones del agua, un derrumbe y la corrupción figuraron como las principales causas de los retardos y sobrecostos en Boston. Para comenzar, el gerente estima en 12 años el tiempo de la ejecución de Parques del Río, tres alcaldías. En el trópico, las dilaciones pueden prolongarse.

Según Wikipedia y el diario The Boston Globe, ganador de 23 Premios Pulitzer, el Big Dig mide 5,6 kilómetros con ocho vías, y costará, incluyendo los intereses que se terminarán de pagar en el 2039, 22.000 millones de dólares, esto es, 3.900 millones de dólares por kilómetro, cifras estas que nos permiten entrever las limitaciones de los presupuestos de Medellín, con su kilómetro de túneles aproximadamente a ambos lados del río. Entrar por Google: “Big Dig costs. El presupuesto de la Alcaldía de Medellín para 2015 suma exiguos 4,1 billones de pesos, de los cuales 2,9 billones de pesos son para infraestructura e inversiones sociales como acueducto... ¿Cuánto costarán los peajes que se requieren?

El inicio de las obras se ha aplazado cuatro veces durante la administración del alcalde Aníbal Gaviria. Se califica como irresponsable la iniciación de este absurdo proyecto en el último año de gobierno del señor alcalde. El proyecto ya se le adjudicó a una firma española a pesar de serios interrogantes sobre su capacidad. El caos del deprimido de la Transversal Inferior bajo Los Balsos es un preludio de lo que nos espera. Ojalá que el sucesor de Gaviria pueda detener este alocado parque.

Los ingenieros, entre ellos la Sociedad Antioqueña de Ingenieros, están muy preocupados porque los túneles interceptarán las tuberías de descargas de las aguas lluvias al río y manejarlas entraña un reto técnico y financiero sin par. El propio cauce del río Medellín ya resulta estrecho para las grandes crecientes, resultado de las escorrentías por haber pavimentado las laderas del Valle de Aburrá.

Medellín requiere obras mucho más importantes que este embeleco, como lo es recanalizar el río que ya está amenazando el Metro, como terminar de construir el Metroplús, construir más intercambios viales sin deprimidos, más puentes sobre el río Medellín, prolongar la ciudad lineal entre los municipios de Caldas y Barbosa, construyendo sendas vías a ambos lados del río...


Buscar columnista