Por: Luis Carlos Vélez

El precio de denunciar

Conocí a Vicky Dávila hace cerca de 20 años. Entonces pasaba de ser reportera estrella a presentadora de RCN. En ese momento Jorge Alfredo ya era Jorge Alfredo y Guri ya era Guri. Pero Vicky recién estaba subiendo en la escalera. Y sí que lo hizo rápido. Primero en TV y luego en radio. En poco tiempo terminó siendo la cara más destacada de Noticias RCN y luego en La FM. Siempre trabajadora, disciplinada y, sobre todo, frentera.

Por eso no le tembló la voz en el momento de hacer públicos los recientes escándalos que se mueven en la Policía. Por medio de su emisión de noticias de las mañanas Vicky denunció la supuesta existencia de la llamada “Comunidad del anillo”, una red de prostitución homosexual dentro de la institución en la que se somete a miembros de la organización a abusos sexuales para obtener ascensos y beneficios.

Estas denuncias sobre supuesto acoso sexual en la Policía eran parte de las conversaciones de pasillo de los periodistas que cubren la fuente, pero sólo Vicky, su trabajo delicado y a la vez su valentía, la llevaron a enfrentar la noticia. Y es que no debemos perder de vista que en un país como este, cuando los periodistas conocen la verdad o se acercan a ella, pueden pagar con su vida si se deciden a revelarla.

En el centro de la polémica está el general Palomino. También Vicky tiene preparado para esta semana un paquete informativo sobre millonarias compras inmobiliarias que el general habría realizado en los últimos años. ¿De dónde viene la plata?

En el marco de esta investigación ocurrió algo digno de las películas de espías, pero que teniendo en cuenta la tecnología actual, es totalmente posible. Cuando el equipo de La FM trabajaba en los registros inmobiliarios, curiosamente al periodista Juan Pablo Barrientos se le borró del computador la información relacionada con el caso. El joven y destacado informador relata que esto ocurrió cuando él mismo estaba en su portátil conectado a internet. Dice que de un momento a otro sonó el teléfono y vio cómo la flecha del mouse se empezó a mover sola, como si estuviera poseída o controlada remotamente y eliminó el documento.

Hay que decir que es tradicional que en días de ascensos en la institución aparezcan denuncias para ensuciar o influenciar nombramientos, pero el hecho de que, tal y como lo ha dicho la Fiscalía, los vehículos que seguirían clandestinamente a la periodista sean de la Policía, deja mucho que desear.

El viernes le preguntamos al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en Caracol Radio, sobre este episodio y dijo que le asegurará la protección a Vicky, pero que por ahora el general Palomino tiene todo su respaldo. La pregunta es: ¿lo mantendrá luego de los informes periodísticos que vienen?

El general Palomino tiene derecho a la defensa, pero Vicky tiene derecho a la vida, la prensa derecho a la libertad de expresión y el pueblo el derecho a la información. Esto no es Vicky contra Palomino, es una muy preocupante situación al interior de una de las instituciones más preciadas y respetadas de nuestra nación.

603890

2015-12-06T20:44:11-05:00

column

2015-12-07T03:16:48-05:00

ee-admin

none

El precio de denunciar

22

3162

3184

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Carlos Vélez

Las molestias de Trump con Duque

El enemigo del pueblo

El presidente encunetado