Yo soy como el picaflor

100 metros lisos en 10”

Noticias destacadas de Opinión

La Alemania democrática surgida de la 2.ª guerra mundial tiene su fecha liminar, pero no es el 24 de mayo 1949, cuando se creó la llamada República Federal de Alemania. No, el honor de la data fundacional del país, en los corazones de sus habitantes, le estaba reservado al 4 de julio 1954, cuando en el estadio Wankdorf de la capital suiza, Berna, el seleccionado alemán derrotó en la final del Mundial de fútbol, por 3:2, al once húngaro, tenido por invencible en aquella época: desde mayo del 50, de 31 partidos jugados había ganado 27 y empatado los otros cuatro.

De alguna manera Alemania regresaba así al coro de las naciones civilizadas, alcanzando la mayor presea internacional del deporte profesional. Aunque las cifras que se pagaban en aquellos días a los futbolistas no alcanzan a ser ni la vigésima parte de lo que cobran ahora las grandes estrellas de ese deporte, lo cierto es que ya cobraban por su desempeño.

Otros gallos cantaban en el mundo del deporte amateur (así se llamaba entonces al no renumerado), cuya cumbre eran los Juegos Olímpicos, celebrados cada cuatro años. A los de 1948, en Londres, la Alemania dividida en cuatro zonas de ocupación no fue invitada. En los de Helsinki, 1956, sí fueron invitados la Alemania occidental y el Protectorado del Sarre, independiente hasta el plebiscito de 1955. que lo devolvió a Alemania, pero no se invitó a la RDA, el Estado alemán en la zona de ocupación soviética.

Ese mismo año, 1952, el Comité Olímpico Internacional decretó que las dos Alemanias podían tomar parte en los JJ.OO. como un solo equipo, bajo la denominación “Alemania”, y en esas condiciones participaron los atletas alemanes en los de Melbourne (1956), Roma (1960) y Tokio (1964). Es sólo a partir de 1968, en México, que ambas Alemanias participarían con equipo propio, con bandera e himno propios, hasta la unificación del país en 1990.

Así las cosas, el 21 de junio 1960, se cumplen ahora 60 años, el alemán occidental Armin Hary se convirtió en el primer atleta que corrió los 100 m lisos en 10″, una hazaña sensacional para la época y gracias a la cual Alemania regresaba de lleno al mundo del deporte, tanto profesional como amateur. Ese récord de Hary no sería batido hasta 1968, en México, por el USAno Jim Hines, el primero que corrió 100 m en menos de 9″: en 9″ 95 centésimas, durante una carrera final donde las ocho pistas sólo las ocupaban atletas negros.

La historia de un país es también la de sus grandes gestas deportivas. Como las dos fechas que he señalado nás arriba en la historia de Alemania, el 5.9.1993 se cuenta por derecho propio en la historia de Colombia. Con más derecho que muchas de las políticas.

Posdata : Pulsando en el siguiente enlace pueden ver la carrera de Armin Hary que le valió la medalla de oro en Roma:

https://www.youtube.com/watch?v=YpusAWku-mw

Comparte en redes: