Por: Mario Fernando Prado
Sirirí

El “reality” uribista

La estrategia del Centro Democrático para escoger su candidato presidencial para los próximos comicios electorales está comenzando a copar la atención de la opinión pública interesada en el tema.

Nunca antes partido político alguno había tenido una baraja tal de precandidatos para ocupar el primer cargo de la nación y, menos, que se decidiera el ganador a través de unas encuestas inteligentemente planeadas.

En efecto, los cinco aspirantes iniciales (ya se retiró María del Rosario Guerra) han estado acudiendo a los medios escritos, radiofónicos y televisivos para someterse a unos debates que permitan conocerles y conocer sus propuestas.

El vallecaucano Carlos Holmes Trujillo, el casi paisa Iván Duque, la payanesa Paloma Valencia y el rolo Rafael Nieto se la están jugando ante los micrófonos , las cámaras y las rotativas en manos de avezados comunicadores que los convocan a estos encuentros .

El rating que se está obteniendo en este reality es creciente e inesperado porque pocos creían que daría resultado el poner a competir a tales figuras en la arena pública y más aún en manos de los “nova mases” del periodismo nacional.

El sistema utilizado está dando “mucho kilometraje” y los finalistas que vayan quedando serán centro de noticias y comentarios, aunque el vencedor será el partido al que pertenecen con un top of mind innegable para cualquier agrupación política que envidiaría al Centro Democrático por estar de puntero en el protagonismo.

Con estas encuestas se desvirtúa además la creencia de que el candidato será “el que diga Uribe”, quien mantiene su imparcialidad y ojalá logre que quienes resulten perdedores apoyen de manera irrestricta al invicto ganador.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Fernando Prado

“Martillo”, íntegro e integral

Buenaventura a la deriva

El papel de Angelino

Una agroindustria en peligro

Popayán se llena de sabor