El reto del cuidado de los adultos mayores

Noticias destacadas de Opinión

En los últimos días he estado pensando mucho en la necesidad que existe en nuestro país de irnos preparando para el cuidado de la vejez. No me refiero sólo al tema pensional, sino a cómo una sociedad se prepara en términos de salud, cuidados básicos, recreación, compañía, entre otros, para que los adultos mayores envejezcan con más felicidad. Un tema que en países en desarrollo, como Colombia, tendemos a dejar por defecto en las familias, pero que será cada vez más una tarea que tienen que enfrentar el individuo y el Estado.

Cuando pensamos en un adulto mayor al que hay que cuidar en su vejez, normalmente pensamos en un familiar mayor, y pocas veces en nosotros mismos. El ejercicio lo hizo Natalia Roldán la semana pasada, en el congreso de Asofondos, y al pedirles que levantaran la mano a los que habían pensado en sí mismos, las manos arriba fueron muy pocas en un auditorio en el que la edad media estaba por encima de los cuarenta años. Esto es muy indicativo de lo poco previsivos que somos y lo tranquilos que estamos de darle a cada día su propio afán. Refleja comportamientos que percibimos en el tema pensional, donde sólo cuando estamos muy cerca de la edad de pensión revisamos la carpeta pensional. Pocos se toman el tiempo para hacer seguimiento rutinario a sus semanas ahorradas, al ahorro acumulado y a planear. También refleja un comportamiento que me sorprende: que los más jóvenes no ven los beneficios de ahorrar para el futuro y olvidan que un pequeño ahorro en la juventud crece mucho hasta la edad de pensión y les puede garantizar una época de retiro más cómoda. También se refleja en la poca planeación de la vivienda y el cuidado que requerirán en sus épocas de retiro.

En esa línea, ahora que la población de nuestro país está envejeciendo, las personas vivirán más y se está agotando el bono demográfico, es necesario darle volumen a esta discusión y revisar los cambios que se deben impulsar en la regulación y la educación, entre otros, de modo que nos preparemos para dar un mejor futuro a los adultos mayores.

 

* BBVA Research / @juanatellez

Comparte en redes: