Por: Luis Fernando Montoya

El talento de Lionel Messi

“Los hombres sabios aprenden mucho de sus enemigos”. Aristófanes

El fútbol mundial y en particular el Barcelona F.C. (España) nos están deleitando con la presencia de un talentoso del fútbol como es Lionel Messi, el jugador argentino que en junio cumplirá 23 años y ha marcado en las últimas semanas goles tras extraordinarias maniobras técnicas, propias de un crack.

El talento es “la capacidad que tiene una persona para comprender las cosas que le atañen y poner en práctica su conocimiento o sus habilidades para manejarlas o resolverlas”. Agudeza, aptitud, arte, cerebro, competencia, ingenio, inventiva, entre otros.

Quiero resaltar algunas de las muchas condecoraciones a las que se ha hecho merecedor:

— Balón de Oro en el Mundial Juvenil 2005.

— Mejor jugador joven de la Copa América 2007.

— Balón de Pro de la Copa Mundial de Clubes de la Fifa 2009.

— Premio Fifa/Fifpro al mejor jugador del mundo 2009.

Me llamó la atención una actitud de Messi en uno de los últimos partidos, donde cogió el balón al término del compromiso para llevárselo a su última sobrina, el cual indica que aún con todo el poder y la fama que tiene, continúa siendo un hombre sensible y familiar.

En el fútbol, como en la vida, lo importante es la forma como cada uno aprende a manejar el éxito. Para eso es básico la formación personal y su entorno, los valores y la fortaleza mental con la cual se es educado.

Riqueza técnica

Para resaltar y aprender de Messi: el buen manejo del perfil izquierdo, el exquisito trato del balón, el cobro de tiros libres y la claridad mental para definir.

¿Por qué La Pulga es uno con el Barça y otro con Argentina?

1) La posición en la que juega en su club es más ofensiva y en la selección arranca más retrasado.

2) En España es un referente y en su selección juega con sus propios compañeros que posiblemente no lo ven como tal.

Hoy es el mejor jugador del planeta, pero para ratificar toda su categoría aún le falta camino para lograr objetivos grandes y entre ellos, el máximo: ser campeón del mundo en mayores.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya