Por: Columnista invitado
En ocasión de la Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC

El tiempo es propicio para nuestra cooperación

Por: Wang Yi, canciller de la República Popular China
Especial para El Espectador

canciller_de_china_wan_yi.jpg

Descripción: 
Wang Yi, ministro de Relaciones Exteriores de China
Autor: 
EFE

La Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC (FCC) tendrá lugar el 22 de enero en Santiago de Chile. Es una importante práctica de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas de cara a la región de América Latina y el Caribe (ALC) después del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), así como un evento que da inicio a una nueva era de nuestras relaciones. Ambas Partes harán un balance de los éxitos ya alcanzados y planificarán el futuro con vistas a elevar la Asociación de Cooperación Integral China-ALC a una nueva altura.

    Fundado en 2014 por iniciativa del Presidente Xi Jinping y uno de los logros pioneros de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas, el FCC marcó la entrada en una nueva etapa de las relaciones entre China y esta región caracterizada por el avance paralelo y el fomento recíproco entre la cooperación bilateral y la en conjunto, materializando la cobertura total de los mecanismos de cooperación en conjunto entre China y los países en desarrollo, lo que ha perfeccionado la configuración holística de la diplomacia china, instalado una renovada plataforma de la cooperación Sur-Sur, y provisto enérgico sustento a la edificación de la comunidad de destino China-ALC.

    Durante más de tres años, el FCC ha dado pasos sólidos de arranque y conquistado brillantes logros. Se organizaron sucesivamente 17 encuentros en el marco de los sub-foros que abarcan más de 10 áreas de cooperación, perfeccionando así el mecanismo de diálogo e intercambio y enriqueciendo día a día su contenido. Se está implementando firmemente el paquete de financiamiento chino que cubre más de 80 proyectos sociales de más de 20 países de la región. La Parte china invitó a más de 800 dirigentes de partidos políticos y más de 200 líderes jóvenes de ALC a visitar China, proporcionó cerca de 4000 plazas de capacitación y más de 200 becas de maestría a tiempo parcial en China. Se están llevando a cabo felizmente los Programas de Asociación Científico-Tecnológica y de Intercambios entre Científicos Jóvenes China-ALC. Las espléndidas actividades del Año del Intercambio Cultural China-ALC ayudaron a nuestros pueblos, separados por inmensos océanos, vivir de cerca recíprocamente el encanto de nuestras culturas.

    El XIX Congreso Nacional del PCCh señaló explícitamente que la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas de la nueva era ha de dedicarse al fomento de la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales y de la comunidad de destino de la humanidad. La extraordinaria trayectoria que han recorrido los vínculos China-ALC constituye una importante plasmación de la promoción y la práctica de la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas por parte del Comité Central del PCCh con el compañero Xi Jinping como núcleo.

    Perseverar en el respeto mutuo para promover el desarrollo pacífico. El Presidente Xi Jinping efectuó tres giras por la región y realizó amplios y profundos intercambios de opiniones con los líderes de ALC en ocasiones bilaterales y multilaterales, estableciendo la Asociación de Cooperación Integral China-ALC caracterizada por la igualdad, el beneficio mutuo y el desarrollo compartido, forjando la nueva estructura del quinteto de nuestras relaciones, a saber, la sinceridad y confianza mutua en lo político, la cooperación y ganancia compartida en lo económico-comercial, el aprendizaje recíproco en lo cultural, la estrecha coordinación en el plano internacional y el fomento mutuo entre la cooperación en conjunto y las relaciones bilaterales, y trazando un nuevo plan maestro para la comunidad de destino China-ALC. El Gobierno chino publicó el segundo Documento sobre la Política de China hacia ALC, precisando las grandes perspectivas y la ruta de desarrollo de la cooperación. China tiene Asociaciones Estratégicas Integrales con 7 países de la región y estableció relaciones diplomáticas con Panamá en 2017. China y la región comparten cada vez más consensos en la gobernanza global y otros temas trascendentales, mantienen una excelente colaboración en los mecanismos multilaterales, y se brindan siempre apoyo recíproco en los temas tocantes a sus respectivos intereses medulares y preocupaciones fundamentales. Muchos líderes de la región vinieron a China a las actividades conmemorativas del septuagésimo aniversario de la victoria de la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la Guerra Antifascista Mundial.

    Persistir en el beneficio mutuo y la ganancia compartida y en el buen manejo entre la amistad y los intereses. La capacidad productiva de mutua necesidad debe ser utilizada como punto de arranque para acelerar la cooperación práctica China-ALC. La activa participación de las empresas chinas en los megaproyectos, de acuerdo con las necesidades reales locales, ha coadyuvado a los países de la región a superar los cuellos de botella en su desarrollo, aumentar la competitividad económica y mejorar el bienestar social. La calidad del comercio bilateral ha registrado un progreso basado en la estabilidad y una constante mejora en su estructura, y los excelentes productos agrícolas de ALC han conquistado el mercado chino. La suscripción del Protocolo de Actualización del TLC China-Chile sirvió de nuevo paradigma a la cooperación entre China y la región. Las más de 2000 empresas chinas en la región han permitido que ALC se convirtiera en el segundo destino de las inversiones chinas en el ultramar. La cooperación financiera es cada día mayor con la suscripción de acuerdos de canje de monedas entre China y numerosos países latinoamericanos y caribeños, el establecimiento de bancos autorizados para las operaciones de liquidación en Renminbi en la Argentina y Chile, así como la incorporación del Brasil y otros 6 países de la región al Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras.

    Insistir en la apertura y la inclusión para fomentar el aprendizaje mutuo entre las civilizaciones. Los intercambios entre las civilizaciones de China y la región, que se remontan a tiempos antiguos, entrelazaron a ambos pueblos en corazón y alma con una profunda amistad. Los últimos años han sido testigo del creciente dinamismo en la asimilación e intercambio recíprocos. China ya tiene instalados 36 Institutos Confucio y 11 Aulas Confucio en 16 países de ALC y el primer Centro Cultural de China en la región se estableció en la Ciudad de México. Gracias a la exitosa celebración de la Cumbre de Líderes de Medios de Comunicación China-ALC y a la fundación del Centro de Prensa China-ALC, lo que pasa en China y en la región se cuentan y se realzan a ambas orillas del océano. El pueblo chino tendió a primera hora la mano a los países de la región cuando fueron azotados por graves desastres naturales.

    Centrarse siempre en el pueblo y vincular estrechamente el sueño chino con el latinoamericano y caribeño. Siendo por igual países en desarrollo, China y ALC comparten el mismo sueño de lograr el desarrollo de sus naciones y la felicidad de sus pueblos, intercambian con sinceridad las experiencias en la gobernación del país y manejo de los asuntos administrativos al tiempo de aprenderse mutuamente, en particular, en áreas de la mejora del nivel de vida del pueblo, la reducción de la brecha de desarrollo y el reforzamiento de la capacidad en la gobernanza social y  los servicios públicos. Como íntimos hermanos, buenos socios y grandes amigos, avanzaremos de la mano en aras de construir la comunidad de destino China-ALC.

El tiempo es propicio y nos apremia a avanzar viento en popa. Al entrar en una nueva era la diplomacia de gran país con peculiaridades chinas, nuestras relaciones se sitúan en un nuevo punto de partida. La Segunda Reunión Ministerial del FCC aglutinará la aspiración de desarrollo y la voluntad de cooperación compartidas por ambas orillas del océano.

A lo largo de los 5 años de su lanzamiento por el Presidente Xi Jinping en 2013, la iniciativa de la Franja y la Ruta para la cooperación internacional ha pasado paulatinamente de concepto a acciones y de perspectivas a la realidad, logrando fructíferos resultados y convirtiéndose en el producto público más popular a nivel global con amplio reconocimiento de todos los países del mundo, incluidos los de la región. Siendo históricamente una extensión natural de la Ruta Marítima de la Seda, ALC constituye un importante e imprescindible partícipe en dicha iniciativa. Muchos países de la región esperan sumarse a esta iniciativa con miras a fortalecer su propio desarrollo y elevar nuestras relaciones a una nueva altura. Con la presencia de los mandatarios de la Argentina y Chile y de muchos representantes de alto nivel de la región en el Primer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, celebrado en mayo pasado en China, junto con la firma de acuerdos de articulación industrial entre los países de la región y China, la construcción conjunta de la Franja y la Ruta en ALC empezó con buen pie.

Esperamos lograr la articulación estratégica sobre un nivel más elevado entre China y la región en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta. Fortaleceremos el diseño al máximo nivel y profundizaremos la coordinación de políticas para elaborar la hoja de ruta y la guía de acción para la construcción conjunta de la Franja y la Ruta entre China y ALC.  Promoveremos a que más países latinoamericanos y caribeños firmen acuerdos de cooperación en el marco de la Franja y la Ruta con China para lograr la complementación recíproca de las respectivas ventajas y el codisfrute de resultados. Pondremos en pleno juego los canales bilaterales y los mecanismos de diálogo de distintos niveles como el FCC para intensificar el intercambio y el aprendizaje recíproco sobre la gobernación del país.

Esperamos promover la cooperación práctica China-ALC en todas las dimensiones en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta. Impulsaremos la conexión de infraestructuras para forjar nuevas vías de cooperación y desarrollo. Promoveremos la fluidificación del comercio para poner en juego su función de motor del crecimiento económico. Propulsaremos la construcción de una economía abierta para promover la liberalización y la facilitación del comercio, dando la bienvenida a los países latinoamericanos y caribeños a participar en la Exposición Internacional de Importación de China. Promoveremos la integración financiera como sustento fiable a la cooperación y formar un círculo virtuoso caracterizado por el fomento recíproco entre las finanzas y la economía.

Esperamos consolidar la base de opinión pública para la cooperación China-ALC en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta. La amistad sólo se perpetúa con el corazón en la mano. Si bien la construcción de la Franja y la Ruta necesita el hardware de la interconexión, requiere aún más el software de la amistad entre los pueblos. Debemos partirnos siempre de los beneficios de ambos pueblos para intensificar en mayor medida el intercambio cultural entre China y la región, aumentar los contactos en cultura, ciencia, tecnología, turismo y educación, entre otros, profundizar el conocimiento mutuo y la amistad entre los pueblos y fortalecer su sensación de ser beneficiados, identificados y partícipes en la cooperación China-ALC, con vistas a hacer de ambos pueblos el grueso y los beneficiarios en la cooperación de la Franja y la Ruta.

Esperamos forjar la cooperación China-ALC en un renovado ejemplo de la cooperación Sur-Sur en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta. La iniciativa de la Franja y la Ruta ha ofrecido nuevas oportunidades y abierto nuevos horizontes a la cooperación Sur-Sur en la nueva era. Persistiendo en los conceptos de apertura, inclusión, beneficio mutuo y el ganar-ganar, China y ALC fortalecerán su coordinación y colaboración en la arena internacional y regional en aras de salvaguardar activamente los intereses comunes de los países en desarrollo y orientar el sistema de gobernanza global hacia un rumbo más justo y razonable.

Tanto China como ALC pertenecen al mundo en desarrollo. China acaricia su sueño mientras que esta región abriga sus esperanzas. Estamos a la expectativa de estrecharnos las manos atravesando el vasto océano y promover conjuntamente el avance estable y promisorio de nuestra cooperación en la nueva era, perseverando en lo recto y el trabajo sólido en aras de emitir la voz de solidaridad y contribuir juntos a la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales basadas en el respeto mutuo, la equidad, la justicia, la cooperación y el ganar-ganar, así como de una comunidad de destino de la humanidad caracterizada por la paz duradera, la seguridad universal, la prosperidad de todos, la apertura, la inclusión, la limpieza y la hermosura.

Buscar columnista