El valor de Claudia López

Noticias destacadas de Opinión

Son tres cualidades las que le granjearon a la actual alcaldesa Claudia López la admiración de muchísimos colombianos: trabajo duro, persistencia y valor. Fue ese temple el que desplegó cuando se puso a investigar, hace ya muchos años, los patrones atípicos de las elecciones de fines del siglo pasado, y ahí empezó a trazar los contornos del elefante de la parapolítica, cuyas dimensiones no habíamos siquiera imaginado.

Le costó publicar los resultados. Necesitó persistencia porque el país poderoso o bien había sido cómplice del horror, o había mirado para otro lado durante demasiado tiempo, mientras desde muchas alcaldías, algunas gobernaciones y 64 curules en el Congreso, las fichas del paramilitarismo ordenaban castigos ejemplares masacrando a pueblos que no votaban por ellos, eliminaban a sus contrincantes a balazos, silenciaban a sus críticos desapareciéndolos y usaban la administración pública para lavar dinero y repartir contratos provechosos para sus amigos.

Enfrentó con entereza la lluvia de insultos que se le vino encima desde el alto gobierno y sus áulicos, y con disciplina completó las piezas, que publicó en diversas investigaciones académicas y en el libro que editó en 2010, Y refundaron la patria… de cómo mafiosos y políticos reconfiguraron el Estado colombiano. El coraje que tuvo López para denunciar ese narco-aparataje le causó graves amenazas, pero ella siguió con temple denunciando y participando en la vigilancia pública para que ese maridaje no se repitiera.

Ahora, el espectro del paramilitarismo se vuelve a levantar, después de más de una década desde que se desarticularon las Auc. Forajidos armados con nombres que suenan a causas políticas, avalados por las porciones de Estado que han conseguido capturar, expanden sus órdenes por el territorio nacional sobre quién puede pensar o decir qué, y otra vez el nombre de Claudia López queda plasmado en una lista de muerte, según se informó esta semana.

Está pagando el costo de su integridad de larga data y su valiente servicio a la ciudadanía.

Esta trayectoria ejemplar para quienes creemos que el Estado existe en esencia para proteger la vida de las personas, pareció disonar con la bizarra campaña que anunció la alcaldesa para sustituir la desmedida represión policial de la protesta ciudadana con regaños maternos, autoritarios y anticuados. Fue sin duda una trivialidad que salió mal y merecía ser criticada. La táctica desconoce la seriedad de las demandas de los marchantes y, de paso, demerita la autoridad de la alcaldesa, pues hace que la gente asocie el gobierno de una mujer con el regaño maternal y la cantaleta.

Sin embargo, algunos de los críticos, que han arriesgado bastante menos que la alcaldesa para proteger lo público, fueron absolutamente desmedidos. Convirtieron un episodio menor de una gobernante de trayectoria mayor que apenas comienza en la razón para asegurar que “nunca un político había caído tan bajo”, y etiquetarla como “derecha encubierta”, cuyo objetivo real era reprimir con justificación. La liviandad y el desconocimiento de la gran valía de López caracterizó a las varias inteligentes tuiteras que la atacaron.

Sin duda, López tiene que aprender del episodio. Hacer menos show y demostrar logros concretos. No se ha ganado su prestigio con regulares imitaciones mockusianas, sino siendo quien es. Ojalá que esta metida de pata le sirva para concentrarse en lo importante, trabajo duro, persistencia y valor para defender el interés colectivo. Para empezar, hoy necesita conseguir que, al terminar la jornada de protesta, la Policía haya protegido a los ciudadanos que marcharon pacíficamente y haya detenido a los verdaderos vándalos (y no al revés, como sucedió el año pasado). Si no lo logra, no habrá chancletazo materno que la redima.

@mtronderos

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.