Por: Hernán González Rodríguez

Elevar el empleo para disuadir las migraciones

El exsecretario de Estado de los Estados Unidos George Schultz propuso, con el fin de reducir la migración del triángulo de países centroamericanos —El Salvador, Guatemala y Honduras— hacia los Estados Unidos, destinar más ayuda externa a estos países para reformarles la política, mejorarles la trasparencia, suministrarles servicios técnicos de calidad y erradicarles la corrupción.

¿Quién podría liderar tal ayuda externa? Respondo de acuerdo con Schultz: “Los Estados Unidos son los únicos que poseen la autoridad política, así como la capacidad económica y tecnológica para liderarla. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) puede redirigir fondos existentes sin la necesidad de elevar los gastos de los Estados Unidos, mediante una llamada telefónica desde Washington”.

Pero la prensa internacional ya empieza a dudar de la efectividad de esta propuesta. Sostienen que servirá para muy poco, porque en Latinoamérica se reciben los dineros de las ayudas externas y con relativa frecuencia se dilapidan o los hurtan. Peor aún, los pueden utilizar sus gobiernos para afianzarse en el poder y expropiar empresas.

“El señor Schultz no menciona algo que tendría el gran poder de revolucionar el estándar de vida de la región y reducir en forma apreciable el incentivo para emigrar a los Estados Unidos, cual es: crear un mercado libre sin restricciones con los Estados Unidos. Para lograr esto no requieren emplear sus impuestos, ni imponer nuevas regulaciones, ni formar nuevas coaliciones”.

En este punto emerge lo que me ha movido a comentar este tema, porque el párrafo a continuación coincide con el creciente punto de vista de no pocos colombianos y con el mío propio:

“Los Estados Unidos ya poseen un tratado de libre comercio con Centroamérica. ¡De hecho, la región está libre de aranceles! Sí, pero en la teoría. Puesto que la frase “libre comercio” se ha tornado ilusoria, porque en la práctica a los Estados Unidos solo se pueden exportar desde Centroamérica libres de aranceles ‘bienes específicamente predeterminados’. Para calificar como tales, los bienes deben cumplir una gran variedad de requerimientos burocráticos, comenzando por el certificado de origen”.

“Dichos requerimientos se han establecido para evitar que los países centroamericanos importen partes desde países fuera de su zona de libre comercio, armen las partes y exporten los productos terminados a los Estados Unidos. En conclusión, los acuerdos de libre comercio prohíben claramente que Centroamérica se convierta en un centro al cual se puedan importar y exportar artículos libremente”.

Como consecuencia de este libre comercio salvaje, en Colombia nos hemos desindustrializado, debilitamos la agricultura con un tercio de los alimentos importados, los cuales son cultivables acá. Más grave aún, ya marchamos hacia un desempleo dramático, con un desempleo juvenil cercano al 18%, caldo de cultivo para un caótico gobierno socialista y tropical en 2022. Con la diferencia de que nosotros no tenemos a dónde emigrar fácilmente.

La solución sí incluye la propuesta del señor Schultz, las inversiones, pero adicionadas con el libre comercio. Un tratado de libre comercio ya existió entre el triunfador Estados Unidos y la arrasada Europa tras la Segunda Guerra Mundial. Fue este comercio el complemento de las inversiones del Plan Marshall. Estos tratados atraen el capital privado para producir en la región y exportar a los Estados Unidos.

Otro ejemplo. México figura como otra prueba evidente del éxito del libre comercio. Si los productos mexicanos no pudieran trasladarse a los Estados Unidos, mexicanas serían las hordas de migrantes que se estarían trasladando, porque los pueblos del sur de México son muy parecidos a los colombianos en sus construcciones de tapias blancas, en su pobreza, narcotráfico y violencia.

871554

2019-07-18T09:20:54-05:00

column

2019-07-18T09:20:54-05:00

jrincon_1275

none

Elevar el empleo para disuadir las migraciones

46

3997

4043

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

Persecución política contra Uribe

Desempleo, a recuperar el mercado nacional

Progresos modestos en 200 años

“El libro negro de la nueva izquierda”

Cargas tributarias laborales