Por: Cartas de los lectores

En defensa de WikiMujeres

El Espectador, siendo un periódico de tanta trascendencia y que siempre se ha caracterizado por publicar noticias y artículos de gran interés para el público, en esta ocasión no lo ha hecho. Me refiero a la columna de Yohir Akerman acerca de WikiMujeres.

Pertenezco a este grupo desde que éramos solo 50 integrantes. No tengo nada que ver con las directivas del grupo, ni tengo ningún tipo de interés económico, ni político, ni de ninguna especie. Les escribo porque me parece que lo que escribió ese señor es tan fuera de la realidad que si ese fuera mi periódico a mí no me gustaría que alguien escribiera algo tan amarillista y tan lejos de lo que es este grupo.

Hay muchas mujeres muy famosas y exitosas que están en el grupo, que si no fuera lo maravilloso que es, con seguridad no estarían en él. Pertenecer a este grupo es voluntario, a ti alguien te postula para entrar y el comité de directivas hace un filtro y te aceptan o no. La verdad no tengo ni idea el criterio de entrada.

Es un grupo que tiene un manual de convivencia, como cualquier grupo o institución a la que quieres o ya perteneces. Este manual no es fascista ni nada, como han dicho algunas mujeres que han sido sacadas por desobedecer el manual.

En este grupo, yo he comprado cama para mi empleada, cama para mi finca, regalos para mis cuñados, celular para mi hijo, mercados orgánicos, champús, zapatos, chaquetas... Pero eso no es ni la esencia ni lo importante de este grupo, esto es el relleno. Lo más maravilloso es conocer un montón de mujeres que hacemos planes, nos ayudamos, apoyamos, nos aconsejamos y nos ha permitido darnos cuenta que uno si puede tener verdaderas amigas/hermanas que siempre están dispuestas a ayudarte, sin esperar nada a cambio, con un consejo, donando plata, regalando una cama/colchón etc... Lo único que prima es el ánimo de ayudar y ser solidarias las unas con las otras.

¿Qué es realmente WikiMujeres? Un grupo en el que las personas que pertenecemos queremos ayudar a los demás en lo que podemos.

Voy a nombrar algunas de las cosas que me acuerdo que hemos ayudado:

–Madres que no pueden pagar las matrículas del colegio de sus hijos, y con rifas/donaciones han conseguido la plata para que sus hijos puedan entrar a colegio.

– Madres que no tienen trabajo y a través del wikijobs y headhunters del grupo lo consiguen, o para sus esposos, hermanos, familiares.

– Madres que no tienen cómo trasladar a bebés muy graves desde sus pueblos y que con la ayuda de gente del grupo, o médicas, logran no solo traerlos sino que se salvan. Este es el caso de la niña que casi pierde las piernas por negligencia de la EPS y con la ayuda de las WikiMujeres, no solo la trajimos a ella, sino a su familia para que la acompañaran y le dieran la atención médica y hoy está recuperada y feliz.

– Gimnasta colombiano de diez años que no tenía cómo pagarse el pasaje para ir al Mundial de Gimnasia en Europa, y le pagamos el pasaje, y una wiki en España lo recibió un día en su casa, ya que por la falta de dinero originalmente, no pudo viajar con su equipo y entrenador, entonces debía estar un día en Madrid. ¿Quién más lo iba a ayudar y apoyar?

– Madres cuyos padres se están muriendo y no tienen cómo ir a su país o ciudad natal y con donaciones compran el pasaje y se pueden despedir de sus seres queridos.

– Hemos encontrado mascotas extraviadas, que tenían a los hijos de muerte lenta por no encontrar a su mascota.

– Ipads/billeteras/documentos refundidos.

–Personas extraviadas.

– Apoyo a las mujeres que han sido maltratadas por sus cónyuges o novios.

– Ayuda en conseguir el suero antiofídico y que fue transportado para que el tío de una wiki se pudiera salvar de una picadura de serpiente.

En fin, tenemos casos de ayuda todos los días y en muchas partes del mundo.

Sí es verdad que tenemos una lista de empleadas que han robado a las personas, y cuyos nombres aparece en esa lista. Me incluyo de haber puesto un nombre, una empleada recomendada por Noemí Sanín, que robó a mi mamá unas cosas de un valor sentimental invaluable (ni hablar del económico), y luego una wiki preguntó por referencias de la misma. ¿Creen que yo no iba a darle mi opinión? Y por supuesto no la contrató. Cuento esto porque Yohir Akerman dijo que Geraldine Pomato (la directora) se dedicaba a hablar mal de las empleadas, y a crear un grupo de lista negra de empleadas, lo cual es falso. Yo di mi opinión, porque esa es la esencia del grupo: ayudar. Y yo quise ayudar a esa persona a que no la robaran. Dar mi opinión no me hace una mala persona, ni todas los otros adjetivos usados por Yohir Akerman.

También dijo que Geraldine se lucraba del grupo. Las personas son libres de hacer sus emprendimientos y si a ella las marcas la están buscando para que promocione su producto, o su servicio, ¡qué bien! Ojalá a mí y a muchas otras se nos hubiera ocurrido crear esta iniciativa. Estamos en un país capitalista, y si además eres famoso, ¿por qué no aceptar algo? ¿O James ni Falcao ni millones de personas famosas aceptan regalos/patrocinios por ser quienes son y lo que han logrado en la vida?

Akerman también dice que hablamos mal de una marca o almacén, lo cual también es falso. Si la persona que ha tenido un problema con esa marca o institución sigue el manual y le solucionan el problema, no pasa a mayores; si la marca o almacén no hace nada, pues la wiki con el problema está en su derecho de contarlo. Y las wikis opinan, opinamos, porque estamos en una democracia y tenemos ese derecho, siempre y cuando sea respetuoso y con fundamento.

Akerman puso el ejemplo de que habíamos acabado con la marca Alpina. La wiki lo único que puso fue que el precio de la leche de almendras nacional (Alpina) era casi el mismo de la importada. ¿No estamos en un país democrático y de libre expresión? ¿No puedo pensar que tal o cual producto es mejor o peor? Y si lo escribo de forma respetuosa, ¿eso me hace una mala persona? No creo.

La columna de Yohir Akerman está totalmente fuera de contexto y sin ningún tipo de investigación; sólo copió lo que otros medios de comunicación dijeron.

Pilar Duque. Bogotá.

Envíe sus cartas a [email protected].

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores