Por: Hernando Roa Suárez
Construir democracia

Epígrafes democráticos (I)

A través de mi experiencia y compromiso académico y periodístico, he visto la conveniencia de elaborar síntesis que inviten al lector a pensar en la importancia que para los colombianos tiene fortalecer nuestra democracia. Esa labor la he plasmado a través de epígrafes que, según el DRAE, son un resumen que suele preceder a cada uno de los capítulos u otras divisiones de una obra científica o literaria, o un discurso escrito que no tenga tales divisiones. Los siguientes han sido extractados de mis columnas periodísticas y de capítulos de mis diversas publicaciones. Leámoslos cuidadosamente.

Sobre el periodismo. En el ejercicio de mi labor periodística, he buscado facilitar el surgimiento del pensamiento crítico y abrir la esperanza en una sociedad más humana, en paz y en vías de institucionalizar un desarrollo sostenible. Hoy, no tengo duda: escribir es un camino para aprender a pensar, a decidir, a comprometerse, para servir, cocrear y ser.

Los trabajos de los periodistas deben contribuir a crear ciudadanos y a fortalecer la existencia de equilibrio entre conocimiento y técnica; no olvidemos que, en el ejercicio profesional, es conveniente combinar conocimiento con valores; esa fusión facilita un ejercicio ético de la profesión. Por tanto, es recomendable fortalecer la autonomía del periodista y enseñarlo a pensar.

No olvidemos que el escribir nos invita a ejercer un arte y un oficio que requieren constancia, dedicación, cuidado, conciencia crítica y búsqueda permanente de nuevos aspectos de la realidad.

Debemos escribir con respeto por el lector, para que conozca y pueda recrear la realidad.

El periodismo y la política, ejercidos éticamente y con dimensión de profundidad, están llamados a desempeñar un papel decisivo para impedir la desinstitucionalización de nuestra democracia.

El Premio CPB propicia un mejor conocimiento en el público sobre la importancia del periodismo de opinión para el desarrollo de la democracia participativa.

El libro de Enrique Santos Calderón El país que me tocó nos puede ayudar a repensar el futuro periodístico y democrático de Colombia; vale la pena releerlo y ampliar su contextualización.

La defensa del ejercicio del periodismo libre es un valor sustantivo para los demócratas.

Sobre la política. La política como arte y como ciencia es la más bella y profunda de las vocaciones.

Es necesario emplear los medios de comunicación para fortalecer —en forma sistemática— la cultura política del ciudadano colombiano, haciéndolo consciente de la responsabilidad histórica que conlleva actuar como sujeto activo de los procesos de cambio que estamos en posibilidad de impulsar, con espíritu pluralista y confianza en el destino de una nación autónoma y democrática.

Si tomamos distancia frente a la complejidad del proceso electoral, los riesgos y las amenazas de nuestra democracia son realmente graves. Ardua tarea nos espera a los demócratas, si se trata de preservar, consolidar y desarrollar nuestras instituciones.

Los demócratas debemos estar atentos a los caudillismos y populismos; ellos desvirtúan la democracia participativa.

Según las marchas multitudinarias que se adelantaron en Colombia en 2008, quedó demostrado que existe un rechazo ciudadano a las violencias provocadas por las Farc, los elenos, los paramilitares, los narcotraficantes, las variadas formas de delincuencia organizada, la corrupción de los politiqueros y las diferentes combinaciones existentes entre estos grupos y organizaciones.

Adoptar un modelo económico que favorezca que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres conduce a poner en peligro la gobernabilidad, la estabilidad democrática y la construcción de una paz creativa.

Nuestra Constitución. La Constitución es la ley de leyes y si deseamos reconstruir la nación, con dimensión de profundidad, debemos hacerlo dentro de sus preceptos.

Cuán útil es para Colombia impulsar un proyecto que permita, a través del sistema educativo, la creación de una nueva cultura constitucional que plasme, gradualmente, una toma de conciencia por parte de la mayoría de la población sobre lo fundamental que es tener una Constitución para fortalecer la gobernabilidad, la construcción de la paz y el surgimiento de nuevos líderes políticos democráticos.

Me permito insinuar al lector recrearse, correlacionando y ampliando los epígrafes.

[email protected]

868976

2019-07-03T03:45:00-05:00

column

2019-07-03T03:45:01-05:00

jrincon_1275

none

Epígrafes democráticos (I)

28

4719

4747

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernando Roa Suárez

Epígrafes democráticos (II)