Por: María Teresa Herrán

Escarbando

EN UNA DEFINICIÓN DE PEROGRULLO, “identidad de colombianos” es aquello que nos hace ser colombianos en vez de pertenecer a otra nación o a ninguna.

El domingo pasado, nuestra identidad  colectiva se reafirmó de múltiples maneras y con múltiples símbolos y valores.

Los símbolos: las leyendas de las camisetas, como “Colombia soy yo”;  los sombreros vueltiaos; lo amarillo, azul y rojo; marchar; la música y sus geniales creativos; el Presidente de la República; la plaza de Bolívar llena; los indígenas en Leticia y sus vistosos plumajes; la visita de los dignatarios extranjeros; las manifestaciones de respaldo a Colombia de los dignatarios  extranjeros en sus países; el corazón de ‘Colombia es pasión’; la pasión de los corazones colombianos.

Los valores: Libertad, con una inmensa  ele mayúscula; solidaridad con los secuestrados; orgullo patrio; autenticidad y   autoestima nacionales, que reemplazan  la vergüenza de ser y el exacerbado culto  extranjerizante de hace un tiempo.

Pero, ¿por qué diablos, en el balance de los resultados, nos salen más símbolos que valores? ¿Será porque los valores implican un compromiso mucho más visceral que los símbolos? ¿Qué nos hace aferrarnos más a los símbolos que a los valores? Una vez logrado lo simbólico, ¿no es posible  que se integren?

Sí: Shakira es un ejemplo concreto de esa integración en su identidad de colombiana. Lo simbólico, por ejemplo, con su viaje relámpago a Leticia; y lo valorativo, con su ya largo compromiso a través de  la  Fundación Pies Descalzos.

El compromiso con su identidad la llevó a referirse no sólo a los secuestrados, sino a esos otros secuestrados que no pueden volver a sus lugares de origen. Por eso mismo, su reflexión fue tan profunda como el movimiento de sus caderas.

Ahora, una vez reforzada nuestra identidad nacional desde el punto de vista simbólico, ¿no sería conveniente ocuparnos un poco más de aumentar la precaria lista de valores nacionales, agregándole, por ejemplo, la justicia, la equidad y la tolerancia?

[email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de María Teresa Herrán

¿Qué tiene que ver la independencia?

¿Cuánto pesarán víctimas y paras?

La pasión no construyó a Colombia

El metro y otras maneras de embolatar