Por: Cartas de los lectores

Eta, Gadafi y las Farc

Leo con fruición semanal los artículos de Héctor Abad.

En el último se refirió a las relaciones entre los sujetos y nombres del encabezamiento y hace énfasis en las ofertas de beneficios a las Farc, que éstas desecharon, como los loables esfuerzos por la paz de Andrés Pastrana. Tiene razón. Empero, hay que hacer una precisión: antes del evento citado, merced a los generosos esfuerzos del presidente Belisario, quien más gestiones y esfuerzos por la paz hizo en Colombia, se consiguió una tregua. Sectores de derecha atravesaron palos a la rueda, demostrando con ello su negativa a aceptar la paz y sabotearon todo intento, lo que hizo exclamar al Dr. Morales Benítez, como a Lleras Restrepo, que existían enemigos agazapados de la paz. Vino luego el ataque inconsulto a La Macarena —“sede” del secretariado— y el comienzo de la eliminación sistemática de los miembros de la Unión Patriótica, organización política surgida dentro de los acuerdos por la paz que intentaban apuntalar un partido de izquierda legal, verdadero genocidio (unos 3.000 asesinatos) que, por cierto, nunca se investigó y se olvidó. Por otra parte, parece que efectivamente existen sectores influyentes para quienes la guerra es un buen negocio.

Luis Ernesto Castañeda. Cali.

Refinanciación

La seria crisis que viene atravesando la Empresa de Teléfonos de la capital debe resolverse acudiendo a una técnica refinanciación, con la cual evitar el mal ejemplo por declararla en quiebra. Durante el actual debate para elegir burgomaestre, deberían discutirse las responsabilidades de algunos candidatos sobre la situación en que se entrega la Alcaldía. Todas las campañas deben pronunciarse sobre una cómoda financiación de la empresa, para realizarla sin declarar su quiebra.

Javier Medina. Bogotá.

Fe de erratas

El día de ayer en la sección ‘Bogotá’ publicamos un artículo titulado “No hay casa para tanta gente”, firmado por Sandra Forero Ramírez. La doctora Forero fue identificada como “directora de la Cámara Colombiana de Infraestructura”, cuando es, en realidad, la presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol). El editor de la sección ofrece excusas y agradece a la doctora Forero por su valioso aporte a nuestro cubrimiento electoral.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Sobre el fraude escolar y el hurto

La dignidad y la fuerza es decidiendo