Por: Luis Carvajal Basto

Evaluación al gobierno

La última encuesta de Gallup es una medición de la gestión del gobierno a un año de su elección.

A diferencia de otros publicados en el pasado, este estudio se ocupa en detalle acerca de la percepción de la gente sobre  eventuales iniciativas de gobierno y sectores específicos, sirviendo como insumo de gran utilidad para la toma de decisiones. Es una demostración de cómo las encuestas pueden ser una herramienta cuya utilización y perfeccionamiento puede mejorar la gestión de los gobiernos.


Conviene recordar que muchas administraciones públicas, nacionales y locales, basan sus decisiones de política en factores como las presiones naturales del mundo político o los órganos legislativos ,olvidando a la opinión pública, la cual es cada vez más importante.


Llaman la atención en esta encuesta las respuestas que muestran  cómo más de la mitad de los colombianos estarían dispuestos a sacrificar algo de sus Libertades, para vivir más seguros, y algo de “Justicia”, para conseguir la Paz.


Por otro lado, la encuesta da por cerradas las discusiones acerca de si la Ley de regalías o el TLC recogen el sentir de la gente. Una inmensa mayoría (70% y 80%) respondió afirmativamente.


En cuanto a la gestión del gobierno, le va bien a las relaciones internacionales, más o menos bien a la economía y definitivamente mal  al sector Salud y al manejo de temas relacionados con guerrilla e inseguridad.


Los colombianos han acogido positivamente el restablecimiento de relaciones con Venezuela y Ecuador sin que sea comparable la aprobación del manejo de las relaciones internacionales (75%) con el de la canciller (31%), a la cual no le va mal pero tampoco relacionan los encuestados, todavía, con el mejoramiento de la gestión.


La economía, que era el principal problema en julio de 2010(47%), ya no lo es (32%) lo cual coincide con las buenas expectativas de crecimiento y la reducción de los niveles de desempleo publicados por el DANE la semana anterior.


La mala nota de la salud indudablemente está relacionada con los escándalos en las EPS, de los cuales se puede sacar como lección que la corrupción no es un mal exclusivo del sector público ni del  de la salud y tampoco quiere decir, por cuenta de ellos, que el esquema no funciona.


Pero en lo que le va definitivamente mal al gobierno es en el manejo del orden público y la inseguridad, cuyo negativo casi se duplicó pasando del 17% en julio de 2010 al 32%; el mismo periodo en que se consideró que el manejo del tema de guerrilla o “mejoramiento” cayó del 56% al 28%mostrando la peor cifra: un 100% de deterioro.


¿Son esas calificaciones imputables a la gestión del Ministro ? ¿A las nuevas modalidades de los violentos? ¿A la divulgación que de sus acciones hacen los medios?, como señalan cándidamente algunos, o a todos los elementos señalados? Nadie lo sabe con certeza, pero lo que si  mide la encuesta es, aun, más desconcertante pero no por ello menos significativo: Mientras el General Oscar Naranjo tiene la  imagen más favorable (75%) entre los personajes por los que se preguntó, la del ministro de defensa es de solo el 22%.


Conviene al gobierno informarse acerca del sentir de la opinión y para ello usar esta y otras encuestas. Si se tratara de evaluarlo, habría que decir que estando pendiente  las materias de salud y seguridad, de acuerdo con la encuesta va pasando el año.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Carvajal Basto

Duque: viaje de 100 días hacia el centro

La corrupción, sin IVA

¿Por qué ganó Bolsonaro?

Los Increíbles