El impacto humanitario del uso de minas y artefactos explosivos

hace 1 hora
Por: Columnista invitado EE

¡Excepcional!

Es lo mínimo que puedo decir, como jefe de misión en los Olímpicos Londres, al analizar los resultados.

Fue excepcional, en primer lugar, la clasificación de 104 atletas, cuatro por encima de la meta establecida hace un año, lo que demuestra los avances globales en las 18 disciplinas que finalmente ganaron el derecho.

Fue excepcional, también, la preparación adelantada por el COC y las federaciones involucradas, que contaron con el apoyo económico de Coldeportes y de algunas empresas privadas que han creído en el movimiento olímpico. Y en esto quiero desmentir a algunos periodistas que han afirmado, no sé si con mala intención, que los atletas viajaron con recursos de sus padres o con plata recolectada por sus familias. Esas viejas épocas de las limitaciones extremas, de las campañas, de las limosnas, de los bazares, han quedado para las anécdotas. Hoy los atletas viajan en condiciones similares a las de las naciones poderosas. De lo contrario, no se hubiesen logrado los resultados que el país ha celebrado con especial emoción.

Y... excepcional el resultado deportivo, que alcanzó una cifra histórica, que incluye nuestra segunda medalla de oro y siete más ganadas en francas y emotivas lides que demostraron la casta de nuestros atletas.

Mariana Pajón, Catherine Ibargüen, Rigoberto Urán, Óscar Figueroa, Yuri Alvear, Jackeline Rentería, Óscar Muñoz y Carlos Mario Oquendo son los nombres colombianos en la cima olímpica de estos juegos.

Felicitaciones a ellos y a sus equipos, que lograron alcanzar el podio anhelado y reservado para unos cuantos privilegiados. Felicitaciones a nuestras federaciones y al COC por el trabajo serio, honesto, dedicado y responsable, para demostrar que nuestros progresos de los últimos años se han montado sobre bases sólidas.

Nuestro agradecimiento a los aliados del COC, empezando por Coldeportes, porque sólo con recursos se puede fabricar un campeón. Nuestra invitación a más empresas privadas para que inviertan en el deporte. También gratitud con los periodistas que nos acompañaron en las buenas y en las malas, porque siempre creyeron en las metas trazadas. Congratulaciones a los colombianos, que vibraron con cada paso que dieron nuestros gloriosos atletas para gestar la mejor historia colombiana en el máximo certamen deportivo.

Ciro Solano

367559

2012-08-14T20:37:20-05:00

column

2013-11-04T16:01:20-05:00

none

¡Excepcional!

14

2415

2429

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado EE

Protestar desde lejos