Por: Luis Fernando Montoya

Final roja

“Ganar no lo es todo, pero el deseo de ganar sí lo es”: Vince Lombardi

Qué importante para el fútbol en Colombia la final protagonizada por dos equipos grandes en su historia masculina y ahora verlos también haciendo historia en el fútbol femenino. Algo que ha sido posible gracias a unas jugadoras que poco a poco vienen demostrando su entereza para sacar adelante el proyecto del fútbol profesional femenino en Colombia, con todas las condiciones que ellas ameritan.

Las grandes jugadoras son necesarias para la victoria, pero una constelación de estrellas perderá contra un equipo top. Lo que importa en los equipos es la química y la mezcla adecuada de talento. La actitud de las jugadoras de un equipo con éxito combina el amor por lo que hacen, la fuerza mental, la predisposición para mejorar y un firme compromiso con el equipo.

Qué importante ver en el primer juego de la final en Cali el acompañamiento masivo de los hinchas americanos, las familias de las jugadoras, la presencia de los medios de comunicación, la riqueza técnica de varias jugadoras, el buen manejo del balón, potencia de media distancia, el sentido de darle ritmo al partido: se caen y demoran muy poco para volver a levantarse y continuar el juego. Tienen conceptos tácticos muy bien trabajados por los técnicos Andrés Usme y Carlos Paniagua, aspectos para tener presentes y potencializar en el fútbol femenino.

El América de Cali tomó ventaja en el partido de ida frente al Medellín, venciéndolo de local 2-0, mostrando un equipo rápido, con una líder en la cancha y fuera de ella, la paisa Catalina Usme, fuerte, con una pierna zurda potente, aportando toda su experiencia futbolística. También la revelación del torneo: Linda Caycedo, apenas de14 años, veloz, en el duelo una a una muy hábil, guapa para enfrentar a sus rivales, combinada con un grupo de juveniles promesas para el fútbol femenino en Colombia; y un Medellín, con jugadoras de más experiencia, al que le faltó ser más colectivo y eficaz para conseguir un mejor resultado, porque tiene una nómina competitiva. Ahora en Medellín deberán ser resilientes para lograr superar a América para conseguir el título, y aún falta el partido de vuelta, que como en todo juego, cualquier cosa puede pasar.

882914

2019-09-25T21:00:00-05:00

column

2019-09-25T21:00:02-05:00

[email protected]

none

Final roja

11

2360

2371

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Flamengo, campeón

Colombia

Colombia y su preparación

Definido

Balance Colombia