Por: Santiago Villa

Las finanzas de Carlos Castaño III

En la entrega anterior de esta entrevista a un ex agente del Cuerpo Técnico Investigativo que está asilado en el exterior, se habló sobre quiénes financiaron y apoyaron a los paramilitares, según investigaciones hechas a las finanzas de Carlos Castaño. En esta entrega se retoma ese tema.

SANTIAGO VILLA: ¿En algún momento se pensó en proceder con respecto a esa información que tenían, fuera de las capturas que me ha mencionado? ¿Por qué no se procedió inmediatamente a capturar a algunos de estos personajes?

EX-AGENTE CUERPO TÉCNICO INVESTIGATIVO (CTI): Porque cuando uno es investigador uno quiere desarrollar la investigación hasta el final. Si yo capturo a uno de estos personajes los otros salen corriendo, ¿sí me entiende? Y toman medidas.

Aparte de eso teníamos dos fiscales y uno se retiró de la investigación abiertamente. Dijo, yo no quiero seguir con este caso nunca más y yo me retiro de este caso; y le solicitó al Fiscal General que voluntariamente lo sacara del caso. El otro fiscal tenía miedo de proceder y sólo procedía por pedacitos. Y fuera de eso uno como investigador espera coger a todos los peces en la red. No coger uno y que el resto salga corriendo. ¿Sí me entiende? Pensábamos hacer algo grande. Pero nunca se dieron las cosas porque no había poder desde arriba, y cuatro simples investigadores no iban a hacer mucho ¿Sí me entiende?
Nosotros manejábamos los recursos que nos daban y teníamos que seguir la orden de trabajo que nos daban.

SANTIAGO VILLA: Desarrolle un poco desde su experiencia y desde la perspectiva que tiene, ¿cuál es su evaluación de lo que pasó entre 1998, que usted comenzó a hacer estas investigaciones, hasta ahora; cómo ha sido la transformación que se ha dado en el estado? ¿Hay una infiltración o algo que va más allá de una infiltración paramilitar?

EX-AGENTE CTI: Yo le digo que infiltración nunca ha habido. Infiltración es cuando una entidad es sana o cuando una organización es atravesada por otra organización de afuera y viene a participar de esa organización adentro. ¿Sí me entiende? Para mí no sería una infiltración. ¿Por qué? Porque el paramilitarismo y el narcotráfico empezó (sic) del gobierno hacia afuera. No fue que el paramilitarismo infiltró al gobierno, o la mafia infiltró al gobierno. No. El gobierno creó el paramilitarismo para proteger a la mafia. ¿Sí me entiende? Entonces en ese caso yo no lo veo como una infiltración.

Porque una infiltración es que el gobierno fue buen gobierno y no hubo nada, y lo infiltró con dineros y con amenazas. ¿Sí me entiende? Si usted se pone a mirar, ¿quién creó las Convivir y de dónde salieron los paramilitares? ¿Quién es “Don Berna”, Diego Adolfo Murillo Bejarano? ¿Quién es Gustavo Adolfo Upegui López? No sé si usted ha oído de él. ¿Quiénes son esa gente y de dónde salieron? ¿Quién los apoyó? ¿Quién trabajó con ellos cuando eran los Pepes [Perseguidos por Pablo Escobar]? ¿Sí me entiende, Santiago?. O sea, una cosa es decir infiltración si por ejemplo ellos hubieran tratado de entrar al gobierno a través de representantes, pero a mí no me parece que es infiltración. Es que el gobierno los creó a ellos o los usó a ellos. ¿Cómo empezó Carlos Castaño? Siendo uno de los Pepes. ¿Cómo empezó “Don Berna”? Siendo uno de los Pepes. ¿Cómo empezó Gustavo Adolfo Upegui López? Siendo uno de los Pepes. Y apenas acabaron con Pablo Escobar, vinieron a ser los que manejaban el negocio. Pero habían empezado siendo amigos con la policía y con el ejército. Y después vienen los políticos y forman las Convivir. Y de las Convivir salen, se desbordan, y salen los paramilitares. Y empieza el primer caso de masacre con la escopeta de, de, de, (sic) de la masacre que mataron a ocho en Yarumal, y empiezan todos esos procesos a través.

Y ahí empiezan las masacres en Urabá, supuestamente para limpiar de guerrilla, y en realidad mucha gente mataron, sí, mataron muchos guerrilleros, pero también mataron mucha gente inocente porque querían desplazar las tierras y dominar las áreas. ¿Y todo eso quién estaba dando permiso? Generales como Rito Alejo del Río, que es un caso conocido, ¿pero por qué? Porque Rito Alejo venía desde abajo con ellos. Desde que era mayor. Desde que era capitán. ¿Por órdenes de quién? De gobernadores, que manejaban cuando estaba en la Cuarta Brigada. Había gobernadores que les daban permiso para hacer las cosas y los puyaban. ¿Sí me entiende?
Entonces para mí infiltración, sí hablamos como el sentido general que la gente conoce sí hay una infiltración paramilitar, el gobierno está infiltrado. Pero si lo miramos desde una perspectiva realística (sic), no es una infiltración. La mafia, el narcotráfico y los paramilitares salieron de allí. Si es política de Estado no es infiltración.

SANTIAGO VILLA: Una vez queda Luis Camilo Osorio allí y estos personajes se empiezan a entregar [durante el proceso de Justicia y Paz], ¿cuál es su evaluación de lo que pasó? Cuando comienzan las negociaciones de Ralito, etcétera, ¿cuál es su evaluación de lo que pasó allí?

EX-AGENTE CTI: Como investigador que manejaba la parte de inteligencia, a mí me parece que lo que hizo el gobierno en ese momento fue hacer un trato con ellos, y después apuñalarlos en la espalda antes de que empezaran a abrir la boca y mandarlos a Estados Unidos. ¿Sí me entiende? Yo no sé. Estaría especulando diciendo que de pronto Álvaro Uribe dice: “creé un monstruo y ahora me toca ser responsable por este monstruo que creé, y me toca hacer algo. Entonces la estrategia es reinsertarlos. Como ellos me escuchan a mí porque yo fui el que los creé, yo fui el amigo de ellos, reinsertarlos a la sociedad.

Pero esta gente me puede meter en problemas tarde que temprano. ¿Ahora me toca qué?, coger el toro por los cachos, sacarlo del juego, y me va a tocar pegarles una puñalada por la espalda y mandarlos para Estados Unidos, antes de que empiecen a abrir la boca acá y que sigan con poder”. Porque si hubieran dejado a Salvatore Mancuso, hubieran dejado a “Don Berna”, que es el más peligroso, más que Salvatore porque “Don Berna” era narcotráfico puro, puro, puro, y fue una de las razones por las que mataron a Carlos Castaño, con el hermano Vicente Castaño, que fue quien lo mandó matar, porque Carlos Castaño en un momento se rebeló en contra del narcotráfico en las autodefensas. Tenía un poquito de ideales Carlos Castaño, me parece a mí.

Era un problema muy grande para el gobierno. ¿Entonces qué necesitaba hacer? Sacarlos. Sacarlos del país porque dentro del país iban a tener poder. Fuera del país ya no tienen poder. Ya sólo hablan a través de teleconferencias y la opinión popular no les cree porque son delincuentes. Y usted sabe cómo somos los colombianos. Escuchamos las noticias le echamos dos madrazos al gobierno y al día siguiente ya se nos olvida, ¿sí me entiende? Pero si usted le para atención (sic) y cree todo lo que dice esa gente, lo que están diciendo en las teleconferencias y todo lo que están diciendo por allá, ellos están ardidos. Ellos están ardidos porque el gobierno fue amigo de ellos y después les clavó la puñalada por detrás. El gobierno mismo los creó, el gobierno mismo les dio los permisos.
¿Usted cree que los generales de la policía y del ejército que estuvieron involucrados con ellos…? (sic) Tenían que tener permiso del gobierno arriba. Era obvio que lo que hacían era de conocimiento político, de las directivas del país.

(Continúa la próxima semana) Twitter: @santiagovillach

Buscar columnista

Últimas Columnas de Santiago Villa