¿Cuáles son las razones de la movilización?

hace 12 horas
Por: Yohir Akerman

Las finanzas del No

Algo no cuadra en las cuentas de ingresos y gastos que la campaña por el No le entregó a la Consejo Nacional Electoral.

Es complicado pero vamos por partes.

Primero. El excandidato a la alcaldía de Medellín, hombre de confianza del expresidente Álvaro Uribe y gerente de la campaña por el No en el plebiscito, Juan Carlos Vélez Uribe, confesó en una entrevista con La República, entre otras cosas, que esa campaña fue un éxito que se hizo con muy poco dinero.

“Fue hecha con las uñas. En el partido del Centro Democrático y en la corporación que creamos ‘La Paz es de Todos’ logramos recaudar $1.300 millones, principalmente de 30 empresas y 30 personas naturales”, dijo. (Ver El No ha sido la campaña más barata y efectiva)

Efectivamente suena realmente baja la cifra para la alta votación que consiguió el No. Los conocedores de campañas y elecciones establecen que una inversión adecuada para una votación como esa costaría por los menos 3.500 millones de pesos.

Ahora bien, cuando se miran por separado las cifras reportadas por esos dos grupos que tienen personería jurídicas separadas, las cosas son aún más confusas.

Según el informe de ingresos y gastos entregado a la organización electoral por el Centro Democrático presidido por Oscar Iván Zuluaga, a ese partido le ingresaron 996 millones de pesos de los cuales 685 eran de créditos de particulares y 311 millones de pesos eran de donaciones. (Ver Documento entregado por Andrés Gallego Segovia)

Del dinero donado unos 250 millones de pesos fueron tres auto contribuciones del partido Centro Democrático realizados por medio de pagos electrónicos a su propia campaña. Extraño. (Ver Relación Contribuciones y Donantes)

¿De dónde viene ese dinero que entrega el CD? ¿Quiénes se lo donaron a ese movimiento?

No está claro.

Por su parte, la corporación ‘La Paz es de Todos’, que era gerenciada por el señor Vélez Uribe, reportó donaciones por 656 millones. (Ver Informe de ingresos y gastos campañas plebiscito)

Un elemento extraño en la documentación de la corporación La paz es de Todos es que figura una deuda de la campaña y el beneficiario es el gerente Vélez Uribe, quien aparentemente se hizo un auto préstamo por 8.689.944 pesos. Extraño también. (Ver Relación de créditos particulares)

Al sumar las donaciones que recibió La Paz es de Todos por 656 y las del Centro Democrático por 311 millones de pesos eso arroja una cifra cercana a los 967 millones de pesos y no 1.300 como dijo Vélez Uribe. ¿Dónde está el resto del dinero? ¿Por qué no lo reportaron?

Pero lo más grave no está ahí, por eso vamos al segundo punto.

De la lista reportada de 37 donantes del comité La Paz es de Todos, manejado por Vélez Uribe, figuran varias comercializadoras de banano del Urabá que han sido acusadas y presuntamente vinculadas con la financiación del Bloque Bananero de las Autodefensas Unidas de Colombia. (Ver Los bananeros detrás del No)

Gravísimo.

Sobre todo porque si se demuestra que personas naturales o jurídicas que aportaron a la campaña del No también promovieron grupos paramilitares, eso configuraría una causal de financiación prohibida según la ley 1475 de 2011.

Y acá entra el tercer y último punto.

El Centro Democrático y La Paz es de Todos no eran los únicos grupos recibiendo donaciones para promover la campaña del No. Los documentos del Consejo Nacional Electoral muestran que existían otros 14 comités a nivel nacional que estaban consiguiendo recursos para esa campaña, entre los cuales se encontraban grupos con nombres tan llamativos como: Cordepaz La Paloma Violada; Mejor No; y Por Ti , Por Mi, Por Nuestras Familias Votamos No Acuerdo Farc - Santos (Ver Listado de Comités Nacionales por el NO - Cuentas Claras)

Fuera de eso existieron 39 comités a nivel departamental, 75 en el horizonte municipal y uno en Estados Unidos promoviendo el No y recogiendo dinero para esa campaña. (Ver Comités Departamentales, Municipales y Extranjeros por el NO)

El problema es que de ese listado de 125 comités impulsadores del No, adicionales a los dos ya conocidos, todavía no se conoce su información financiera, por lo que habrá que esperar hasta el 2 de diciembre que es la fecha límite para hacer públicas sus cuentas y donaciones.

La revisión de esa información será una tarea titánica para los entes de control con el fin de determinar quiénes exactamente estaban interesados en que ganara el No y pusieron el dinero para eso. Hasta ahora la presunta conexión con exfinanciadores de grupos paramilitares deja más preguntas que respuestas.

@yohirakerman
[email protected]
 

660598

2016-10-15T21:00:36-05:00

column

2016-10-15T21:05:27-05:00

none

Las finanzas del No

19

5723

5742

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Yohir Akerman

Sinfonía de falsos testigos

De esto hablamos, viejo

Reconfirmando la verdad

Abogado, agrónomo y diseñador

El cuento chino