Por: Para serle franco

FM

Magnífica ubicación en la Plaza Fernández Madrid, en la ciudad amurallada, en una amplia casona bellamente restaurada, espléndidas paredes, una carta internacional de influencia mediterránea y un chef natal de Baranoa, Atlántico. Buena, amable y rápida atención, que brinda experiencia y conocimiento de lo que allí se ofrece.

La única pequeña incomodidad fueron las irregularidades en el piso, que ocasionan que algunas mesas se muevan como barco en alta mar.

Para iniciar el viaje gastronómico escogimos el gazpacho verde con coulis de pimentón ahumado, un plato deliciosamente frío, espectacular y sorprendente, picante y cítrico, ideal para el calor cartagenero y que bien podría competir por el título de mejor entrada de la ciudad. Los canelones de berenjenas y tomates ahumados, gratos al paladar, con salsa roja de buen color, pero en necesidad de mayor frescura. El restaurante ofrece un paté de hígado de pollo cremoso suave y delicioso, receta de la bisabuela de su dueño, don Francisco Montoya.

Continuando el crucero por los mares culinarios, el cuadril de cordero con arroz basmati, un certero embajador de la gastronomía oriental, suave y gustoso, sin duda es una muy buena opción para los entusiastas del cordero y las especias indias. El filete de pargo en salsa de pimentones y aceitunas, de textura semiseca y firme, con una salsa equilibrada muy acertada para este pescado, deviene un plato con muy buen nivel de madurez. La guarnición, no anunciada en el menú, de puré rústico de papa y ratatouille de buena calidad, muy buen acople para su acompañante marino. El arroz caldoso de langosta, realmente caldoso, para disfrutar con cuchara. Al primer contacto con el paladar se siente salado y cortante, pero al instante este sabor se transforma en algo más suave, en donde prima el tono dulzón de la langosta, brindando burbujeantes olas de gozo en el paladar.

En la culminación del viaje sensorial, al momento del postre, la selección fueron las peras pochadas en jengibre, azucarado y crocante quemado con soplete, delicioso y frugal.

En definitiva, un restaurante en una bella casona cartagenera, de comida saludable, con una carta propia interesante y atractiva, presentación artística de los platos y buena mesa.

Buena relación calidad-atención-recinto-inversión.

Para serle francoRestaurante FM, Calle 2ª de Badillo, Parque Fernández Madrid, Cartagena. Tel.: 5 664 7973. [email protected] /

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Para serle franco

Restaurante Il Tinello

Restaurante Gamberro

Restaurante Belgrado, comida serbia

Leo, de Colombia para el mundo

Gastro Bar Instinto, en Bogotá