Por: Luis Carlos Vélez

La fortuna de las Farc

Muy molestos se deben encontrar los jefes de las Farc luego de que un artículo de la revista The Economist tocara un tema que muchos tratan de mantener en secreto: la fortuna de esa organización guerrillera.

Según reveló el semanario, uno de los más destacados del mundo, las Farc tienen más de 33 billones de pesos, es decir, poco más de 10 mil millones de dólares en su portafolio. ¿Dónde está toda la plata? The Economist da algunas pistas y sostiene que gran parte del pastel está invertido en Colombia y se ha distribuido en empresas de transporte, propiedades e incluso la bolsa de valores. El resto, según la revista, estaría en Costa Rica, Venezuela y Ecuador. 

Se trata de una versión completamente diferente a la que los negociadores de la guerrilla han hecho pública desde La Habana. Sus voceros han dicho en repetidas ocasiones que esa organización está prácticamente quebrada. Pobrecitos. La verdad es que nadie les cree. Es imposible que el cartel de drogas más grande del mundo no tenga un solo pesito, como tampoco es factible que tanto dinero esté enterrado en caletas pudriéndose en la selva.
 
Tan solo la semana pasada las autoridades de Miami detuvieron más de 24 personas que se dedicaban al lavado de activos. El operativo fue considerado el más grande de su tipo en contra de los carteles de droga colombianos en los últimos años y algunos analistas aseguran que el destino final de mucho de ese dinero lavado eran las Farc.
 ¿En qué terminará el tema? Imagino que esa será una carta que ninguna de las partes quiere mostrar en público en el marco de las negociaciones de paz. El silencio sería la estrategia a seguir, ya que beneficia a todos. Del lado de las Farc, su incentivo es el de mostrarse pobres y sin nada con qué reparar a sus víctimas, del lado del gobierno, es mejor no enredar más el tema antes de lograr firmar el acuerdo. Finalmente las autoridades del país, tal y como establece The Economist, pueden decomisar las fortunas que sus dueños no puedan explicar. Así las cosas, se entendería un silencio |conveniente.
 
De todas formas no hay por qué celebrar o hacer mucho ruido. Estudios de la ONU señalan que las autoridades solo logran detectar 20 centavos de cada 100 dólares lavados, lo que significaría que en el mejor de los escenarios, las autoridades solo darían con el paradero de 20 millones de dólares de las Farc. El pelo de un gato para la guerrilla y una cifra que no compensa ni siquiera una mínima fracción del daño que han hecho a la sociedad.
 
El cada vez más compuesto Iván Márquez ya dijo que The Economist está pifiada en sus cálculos, pero un estudio revelado en 2014 por Daniel Mejía, entonces director del Centro de Estudios de Seguridad y Drogas de la Universidad de los Andes, estimaba que anualmente las Farc recibían más de US$1.500 millones de solo el narcotráfico, por lo que el cálculo de la revista no parece tan descachado.
 
En todo caso, el tema de la plata es uno muy importante para las Farc y por eso sus cabecillas continuarán haciéndose los bobos, pero las orejas del burro se ven claritas cada vez que insisten, con cara de troperos preocupados en la liberación de Simón Trinidad, banquero de la guerrilla, dueño de sus finanzas y conocedor como ninguno de sus testaferros, que rezan todos los días para que no cante ni para acá ni para allá.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Carlos Vélez

La verdadera paz

Desenfocados

Momentos difíciles

El orden de las cosas

La negociación de Maduro