“Fracking”, Quebradona y Santurbán: cuestión de trámite

Noticias destacadas de Opinión

Después de un primer tiempo lamentable de la política minero-energética del país, llega al Ministerio de Minas y Energía Diego Mesa Puyo, ministro que en entrevistas y escritos (El Tiempo, 24/07/2020) afirma que lo hecho en esa cartera no tiene comparación y promete reforzar la política con tres ejes: acelerar la transición energética, diversificar la canasta minera “…con metales fundamentales para la transición energética” y capitalizar la reactivación del sector de hidrocarburos. La consigna para el segundo tiempo es “impulsar la reactivación sostenible de la economía”.

Entretanto, sigue el debate en el país sobre los proyectos pilotos de investigación integral de fracking (PPII). Estos no pueden cumplir las condiciones propuestas por los expertos: la institucionalidad no está preparada, la transparencia de la información no está garantizada y deben interpretarla instituciones y comunidades locales que difícilmente tienen la capacidad para hacerlo. Dada la suficiente información científica que existe sobre los impactos y efectos ambientales del fracking, los PPII son inútiles. Con un piloto, sin declarar cuántos pozos se proyectan, no se puede evaluar integralmente el impacto acumulado de muchos pozos en una región y el geoecosistema, y se desconoce el principio de precaución.

 

Comparte en redes: