Por: Luis Fernando Montoya
El campeón de la vida

Francia, finalista

“Cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad de ganar”, Pelé.

La Copa Mundo ya tiene sus finalistas. La selección de Francia logró su paso ganándole a un gran rival como Bélgica. Ambas escuadras mostraron que, por su buen juego y entrega durante todo el torneo, eran unas de las favoritas a ser campeonas. Pero había solo un cupo y fue para Francia.

Los equipos ganadores deben tener tres valores:

1. Valentía: capacidad de enfrentar con decisión y vencer los obstáculos que se presenten.

2. Honestidad: coherencia entre lo que piensan, dicen y hacen.

3. Iniciativa: cultivar la capacidad de tomar decisiones solo y asumir las consecuencias.

En 1998, los franceses fueron campeones del mundo y, en el 2006, finalistas. Ahora, en el 2018, tienen la oportunidad de ser campeones, todo dependerá de cómo se comporten en el partido final.

Aspectos claves para ser finalista:

1. Cuerpo técnico: al frente está un hombre de este deporte. Didier Deschamps fue futbolista y ha logrado darle un estilo de juego a su selección. Los jugadores creen en él. En la cancha son colectivos y solidarios. Potencializó a los más jóvenes y han conseguido, hasta el momento, varios objetivos, falta el más importante: salir campeones.

2. Futbolistas: es una combinación de jugadores de experiencia con otros de menos recorrido. Tienen muy claros sus objetivos, técnicamente bien dotados y tácticamente disciplinados. Para destacar: Mbappé, Pogba, Lloris, Griezmann. Para resaltar, el hombre del equilibrio en la mitad del campo, Kanté, que recupera bien el balón, se mueve disciplinadamente en el terreno de juego, valiente para enfrentar al rival. Es una selección colectivamente bien trabajada.

3. Mentalidad resiliente: mostraron su capacidad de aventajar adversidades en los partidos donde sus rivales se vieron superiores y consiguieron sacar adelante el resultado. En el partido frente a Bélgica, que era como una final, mostraron que esos duelos se pueden jugar y ganar. Buen ejemplo a tener en cuenta.

4. Continuidad del juego: deben mejorar para la final, porque a veces, durante el partido, les falta mayor regularidad en el ritmo de la competencia.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Los mejores

El liderato del Once Caldas

Balance colombiano

Colombia, adelante

Vuelve Colombia