Por: Gonzalo Silva Rivas

Ganando altura

Durante su más reciente visita al país, el vicepresidente ejecutivo de Airbus para América Latina y el Caribe, Rafael Alonso, vino armado de precisas y variadas cifras contenidas dentro de la proyección global de mercadeo para la región, en la que Colombia figura como el tercer jugador más importante en el escenario comercial de esta multinacional, después de Brasil y México, naciones que formaron parte de su recorrido.

Airbus, el fabricante aeronáutico europeo que inició actividades en 1970, resultado de una sociedad empresarial entre Francia, Gran Bretaña, Alemania y España, domina desde hace una década el mercado mundial, del que se aprovecha con una tajada en ventas superior al 60%. Desafió a Boeing, el gran coloso norteamericano, le cazó la pelea y le tiene ganado gran parte del terreno comercial.

Su enfoque sobre Colombia es positivo, con perspectivas favorables. La presenta como un país de gran estabilidad, con indicadores económicos que en la última fotografía estadística proyectan un crecimiento superior al promedio latinoamericano. En la evolución del PIB real destaca su segundo lugar, detrás de Brasil, mientras que en la evolución poblacional lo ubica en el liderazgo de la escala, seguido del Perú. Para los intereses de la multinacional resulta ser el tercer mercado aéreo más importante de la región, con un desempeño en alza desde 2000 cercano al 64%, superando a competidores directos como Argentina, Chile, Perú y Venezuela.

La colombiana es una población que busca volar cada vez más, criterio que está avalado por el incremento de pasajeros aéreos domésticos. Según Airbus estos aumentaron 30% en el último año, cifra que contrasta con la baja crecida de la demanda de pasajeros de servicios terrestres que durante el mismo período apenas si subió el 1.9%. El atractivo del país se mide también por el crecimiento de su tráfico aéreo nacional e internacional, que en los últimos ocho años ascendió un 78% y 130%, respectivamente, y por el aumento del 9% de su flujo turístico, porcentaje que aunque aleccionador se encuentra por debajo del 13% del promedio mundial y de la media de las principales naciones del área. 

La constructora europea está de celebraciones con un mercado colombiano creciente y un latinoamericano en expansión. Por eso su meta para los próximos 20 años es comercializar en la región 1.700 aviones -135 de ellos para ensanchar y renovar la flota aérea del país-, como parte del jugoso paquete de 25 mil unidades que aspira a distribuir en el mundo. Con las favorables proyecciones en ventas, Airbus gana altura y sigue volando con sus motores prendidos.

[email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Gonzalo Silva Rivas

La Patria Boba

A ritmo de tango

Subirse al avión

¡Quitarle lo bruto!

El que no llora