Por: Mario Fernando Prado
Sirirí

Gas para el Pacífico

El proyecto de la regasificadora para Buenaventura y su área circundante será sin duda la solución al problema energético que padece esta región, que como se sabe tiene apenas una línea de interconexión que cada cierto tiempo es volada por la guerrilla, que deja a oscuras a su población y paraliza todas las operaciones portuarias.

Como se recordará, hubo una propuesta de EPSA para instalar una línea alternativa, pero fueron tantas las zancadillas que le pusieron, que debió cancelar tan valioso aporte.

Quedó entonces la opción del gas, el cual actualmente se transporta mediante carrotanques, lo cual lo hace altamente vulnerable por las razones de inseguridad en la vía que todos padecemos.

La propuesta consiste entonces que el gas se traiga del exterior mediante un barco metanero y se construyan una planta de distribución y un gasoducto con un muelle petrolero llamado Puerto Solo.

Semejante megaproyecto, que lleva años de gestación, tiene un costo estimado de US$600 millones, estará licitándose en octubre del presente año y forma parte del Plan Nacional de Energía Eléctrica del Ministerio de Minas y Energía, que está apostando por la competitividad y la productividad que tanto necesita el Pacífico colombiano.

Frente a este expectativa existe un natural alborozo regional y los distintos gremios de la producción están apoyando totalmente esta iniciativa, que permitirá desarrollar en el puerto un complejo industrial generador, además de miles de puestos de trabajo.

Empero, ya hay entidades que han protestado por la realización de esta obra, que se pondría en marcha dentro de cuatro años, y todo porque les quitaría un monopolio que han usufructuado durante varias décadas. Así es la vida.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Fernando Prado

Más sobre el dragado de Buenaventura

El valle del canto

Buenaventura: se draga o se jode...

¿Qué pasa con nuestra ingeniería?

Glifosato: ¿sí o no?