Por: Hernán González Rodríguez

Gasto social y desigualdad

Las protestas sociales en Ecuador, Chile y Colombia se iniciaron por culpa de los subsidios a la gasolina, por la elevación de las tarifas del metro, por incumplimiento de las promesas oficiales… temas que poco amenazaron a los gobiernos de izquierda anteriores, como el de Rafael Correa, Michelle Bachelet, Juan Manuel Santos... En días recientes se están justificando las protestas invocando las grandes desigualdades sociales de nuestros países, como pretexto para derrocar gobiernos de derecha, como el de Lenín Moreno, Sebastián Piñera, Iván Duque… No podemos ignorar la satisfacción de Diosdado Cabello por los disturbios y los fracasos electorales de la derecha en Latinoamérica: “La brisa bolivariana que recorre la región muy pronto se convertirá en huracán”.

Para consultar por Google el porcentaje de participación en los ingresos de un año, tanto del 20% más rico como del 20% más pobre, ingresar: “World Bank Income Share Held by Highest 20%”, “World Bank Income Share Held by Lowest 20%”.

En 2017: 1. El 20% más rico de la población chilena acumuló el 53% de los ingresos totales. 2. El 20% más rico de la población colombiana acumuló el 55% de los ingresos totales. 3. El 20% más pobre de la población chilena acumuló el 5% de los ingresos totales. 4. El 20% más pobre de la población colombiana acumuló el 4% de los ingresos totales. Conclusión: Colombia no está muy lejos de Chile en los porcentajes de distribución de sus ingresos por grupo poblacional. Pero sí estamos muy lejos en el PIB per cápita/año en dólares corrientes de 2018, según el Banco Mundial: Chile US$15.900 y Colombia US$6.700. Consultar: “World Bank GDP 2018”.

Tanto la igualdad como la libertad se han considerado como ideas básicas para el orden público en las sociedades desarrolladas. Argumentan, sin embargo, los igualitaristas con una lógica perversa que las personas no son totalmente libres mientras no exista igualdad en los ingresos en las sociedades.

Autorizados pensadores consideran las igualdades, desde tiempos inmemoriales, como una meta imposible de alcanzar, absurda, en virtud de los designios caprichosos de la naturaleza para gestar personas con habilidades diferentes, en lugares diferentes, con oportunidades y recompensas también diferentes.

Los proponentes del igualitarismo sostienen que la idea de la igualdad en los ingresos y su implantación en las sociedades conducen a organizaciones con elevadas cualidades morales. La historia demuestra que los experimentos realizados por los igualitaristas han fracasado en alcanzar los resultados deseados. Peor aún, han desembocado en la degradación moral de la sociedad. Los intentos por lograr la igualdad no han elevado los niveles de vida, sino que, por el contrario, los han nivelado, sí, pero por los más bajos estándares de igualdad en la miseria.

Correlaciones realizadas por la OCDE entre la reducción de los niveles de pobreza y el aumento en los gastos públicos sociales demuestran que a medida que se elevan los gastos públicos sociales sí se disminuyen los niveles de pobreza. Pero llega un punto en el cual ocurre algo inesperado: cuando se elevan los gastos sociales a niveles excesivos la pobreza no se disminuye, se estabiliza, como sucede hoy en los Estados Unidos, Japón y Reino Unido.

¿Por qué les sucede esto?, nos preguntamos. Porque los gastos públicos sociales excesivos estimulan a algunas personas a no trabajar y a depender de la generosidad de la sociedad.

¡Cuidado, colombianos! Con mentiras y falsedades de supuestas reformas laborales y sobre otros temas ya presentadas por el presidente Iván Duque, nos están promoviendo el 21 de noviembre protestas incendiarias, aprovechando la ingenuidad de la mayoría de los participantes, con el fin de imponernos dictaduras castrochavistas irrevocables.

891159

2019-11-15T00:00:00-05:00

column

2019-11-15T01:44:23-05:00

jrincon_1275

none

Gasto social y desigualdad

26

3950

3976

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

¿Cogobernar con el presidente Duque?

Colombia al son de los paros

La economía colombiana según Fitch

Revolución en las democracias

Globalización, a favor y en contra