Germán está vivo

Noticias destacadas de Opinión

Aunque las encuestas lo muestren cercano al 6 %, Germán Vargas está dando señales de que ha empezado a prender motores para dar la batalla política. Tres hechos de la semana pasada así lo indican.

El primero, la ruptura entre De la Calle y Fajardo. La semana pasada apareció el expresidente Gaviria y se interpuso a este matrimonio. Aunque se diga que se alzó el trapo rojo del Partido Liberal en búsqueda de una campaña independiente, muy probablemente haya sacrificado a su propio candidato para matar también las aspiraciones de Fajardo a cambio de aumentar el atractivo del colectivo frente a los ojos de Duque y Vargas Lleras.

Segundo, la adición parcial y condicionada a las reuniones de estos días del Partido de la U. Aurelio Iragorri encontró la llave de esa coalición para poder confirmar, acuerdo programático mediante, su respaldo definitivo a Vargas Lleras y saldar diferencias con cacaos internos cómo Benedetti y Barreras.

Y, tercero, un arriesgado pronóstico de la firma Cifras y Conceptos. El estudio, basado en un complejo manejo estadístico, da como resultado que a segunda vuelta llegará Vargas Lleras. Una pipeta de aire político para el candidato de Cambio Radical, que termina beneficiado por el manejo de esos mismos números que lo muestran estancado. Dicen que a veces lo importante no son tanto los hechos como cuándo pasan, y la llegada de este estudio en momento de tanta indefinición política es para el cuartel Vargas Lleras más que una bendición.

Precisamente sobre este estudio, dos observaciones. Una: su pasado inmediato no es bueno. Cifras y Conceptos publicó un documento similar días antes de las elecciones en EE. UU. y concluyó que Hillary Clinton sería presidenta. (https://bit.ly/2qewbQ3). Y dos: resultó tan conveniente, que ya es materia de comercial publicitario para Vargas Lleras. Que gracias.

Las campañas políticas tienen mucho del Mundial de Fútbol. De nada sirve que un jugador tenga un rendimiento extraordinario en el torneo local si llega quemado en el momento del campeonato global. La estrategia es llegar a Rusia en la cresta del rendimiento y no de caída. Vargas, aparentemente, empezó a calentar para llegar al Mundial a tope.

De ahora en adelante, su estrategia será la de ponerse en el centro, recoger maquinaria y ser conciliador, una película que ya vimos en la segunda vuelta de la reelección de Santos.

Comparte en redes: