Construir democracia

Gobernabilidad, descentralización y nuevos tipos de gobierno (I)*

Noticias destacadas de Opinión

Los futuros presidentes de Colombia necesitan equipos de asesores y pensadores de reflexión profunda que les permitan ejercer sus funciones con eficiencia y eficacia¹.

Notas introductorias. Analizando la evolución de los Estados latinoamericanos, en el intervalo 1970-2020, encontramos procesos de cambio sin que obedezcan frecuentemente a labores planeadas y homogéneas. Ellos se han realizado en escenarios donde prevalecen conflictos de intereses que constituyen una amplia gama de particularidades de un Estado a otro y donde sobresalen serios problemas en su estructura social.

Al referirme a la gobernabilidad, sabemos que es un término que, hacia el siglo V antes de nuestra era, estuvo íntimamente ligado a la visión que se tenía de la cibernética, como el arte de conducir atribuido a los pilotos de mar. Mas ha sido hacia el decenio de los 70, cuando científicos como Huntington, Deutsch, Watanuki, Crozier, Dror, Prats... fueron perfilando sus nuevas elaboraciones para llamar la atención de la academia y de los hombres de gobierno en torno a distintos tipos de gobernabilidades.

Ahora, tenemos publicaciones, investigaciones, especializaciones, maestrías y doctorados dedicados a profundizar en el tema de la gobernabilidad. Es relevante el número de eventos y publicaciones, nacionales e internacionales, que —a partir del decenio de los 90— se han organizado y, por supuesto, es significante el interés que en Naciones Unidas y particularmente en el PNUD se le ha dado a la problemática.

¿Qué nos espera en los próximos decenios en relación con la gobernabilidad? Al acercarnos condensadamente a la realidad latinoamericana y nacional, para comprender la magnitud de nuestros desafíos, encontramos que los procesos de desarrollo seguidos en los últimos tres decenios son realmente preocupantes. Existe uno que condensa su ineficacia histórica: los ricos son más ricos y los pobres son más pobres, con todas las consecuencias que de allí se derivan. La información suministrada por la CEPAL, el Departamento Nacional de Planeación y los estudios e informes del PNUD nos demuestra empíricamente que el balance social de Colombia presenta una sociedad inequitativa con indicadores desafiantes en materia de pobreza, desempleo, distribución del ingreso, déficit de vivienda, niveles y calidad en la educación, atención a la salud, posibilidades de recreación y las expresiones de violencias.

Por tanto, la situación histórico-social nos reta; los demócratas estamos invitados a impulsar la construcción de un modelo que haga compatible el desarrollo sostenible con la gobernabilidad, la descentralización y los nuevos tipos de gobierno. Pensando incisivamente en la correlación existente entre las tres nociones teórico-prácticas, podríamos inferir que una tendencia se manifestaría así: a un más alto grado de desarrollo sostenible debe corresponder un grado superior de gobernabilidad democrática y facilitarse el surgimiento de nuevos tipos de gobierno.

Las reflexiones anteriores nos indican, entonces, el papel fundamental que el Estado, como institución jurídico-política racionalizadora de los intereses generales, está llamado a cumplir si de verdad nos empeñamos en construir democracia participativa donde la gobernabilidad democrática y la descentralización estén institucionalizadas.

Objetivos. Son objetivos de la presente serie de columnas: Primero. Crear espacios de reflexión dirigidos a la comprensión de la significación teórico-práctica de la gobernabilidad democrática contemporánea, la descentralización y los nuevos tipos de gobierno. Segundo. Invitar a la realización de estudios e investigaciones comprensivos, vinculados a las relaciones existentes entre esas tres nociones.

Importancia del tema. Correlacionar gobernabilidad democrática, descentralización y nuevos tipos de gobierno se me presenta de una gran utilidad por cuanto, según sea la percepción que tengamos de estas nociones, estaremos en presencia de proyectos políticos democráticos o represivos, dinámicos o estáticos, creativos o repetitivos.

Las correlaciones que realizaré en la presente serie facilitan visualizar aspectos sustantivos que están pendientes de institucionalizarse en el desarrollo de la Constitución de 1991.

roasuarez@yahoo.com

* La presente serie de artículos es un extracto del texto a publicarse en la Revista de la Academia Colombiana de Jurisprudencia (2020), Bogotá.

Referencia

1. Véase el libro del autor: CONSTRUIR DEMOCRACIA. 45 años de periodismo de opinión. Prólogo: Alfredo Sarmiento Gómez. Universidad Nacional - IEPRI; Universidad Javeriana - Instituto Pensar; Compensar y otros. Grupo Editorial Ibáñez, Bogotá, pp. 225-231.

Comparte en redes: