Comunidad y desarrollo

Gobierno le sale adelante al desempleo

Noticias destacadas de Opinión

Como lo expuso la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez en su conferencia ante la OCDE del 10 de septiembre, con asistencia virtual de más de 300 empresarios nacionales y extranjeros: hay que buscar por todos los medios mecanismos de emprendimiento para hacer de los instrumentos informáticos y digitales de los últimos tiempos una fuente innovadora, con potenciales de proyectos productivos.

Vale la pena destacar en la presente columna dos hechos que en la actualidad son potenciales de desarrollo, con solución hacia el inmediato futuro, para proyectos productivos en la preservación y conservación del medio ambiente.

No olvidemos que la energía solar limpia, como lo estamos viendo en diferentes regiones del país y del mundo, es de fácil manejo, menores costos en relación con la energía tradicional y fuente de innovación.

Son varias las regiones de Colombia que han adoptado este sistema de energía, con resultados altamente satisfactorios, porque es muy amigable con el medio ambiente y de costos menos onerosos que la energía tradicional.

Por otra parte está el cultivo del fique, de donde se extrae una fibra natural, biodegradable y única en el mundo, para todo tipo de empaques. En consecuencia, es otra fuente de innovación que promete ser en el inmediato futuro una solución para hacer frente a los empaques de polietileno y polipropileno que tanto mal están causando al medio ambiente y a las especies naturales y marítimas. Gran parte del deterioro medioambiental que estamos padeciendo se debe a los empaques plásticos.

Por tal motivo, en el municipio de Aranzazu (Caldas) lanzamos el 22 de julio del 2017 el foro “Llegó la hora del fique”. Hemos abierto un centro de investigación, industrialización y confección, para trabajar la fibra con todo tipo de empaques, artesanías en general y bordados.

Además, se está trabajando para que los residuos del bagazo y el líquido que queda de la extracción de la fibra sean utilizados en procesos agroindustrializados como abonos, útiles de aseo y de tocador, licores y otros elementos de gran valor, en los mercados nacionales e internacionales.

Es bien sabido que en este municipio llevamos celebrando las fiestas de la cabuya desde el año de 1955. Las del presente año hubo necesidad de suspenderlas por la pandemia del COVID-19.

Nos encontramos en una época en que debemos poner todo nuestro interés para que proyectos que redunden en beneficio de las comunidades se realicen y no se queden entre el tintero, formando parte del inventario de promesas incumplidas y muchas veces convertidos en elefantes blancos.

No debemos olvidar que los brotes de violencia que estamos viviendo, con frecuentes masacres de víctimas inocentes en diferentes regiones del país, se suman a la incertidumbre que tienen los ciudadanos por un futuro nada claro. Muchos ven cómo negocios y empresas construidos con inmensos sacrificios vienen desmoronándose a pasos agigantados.

El desempleo es consecuencia de la crisis económica generada por la pandemia del COVID-19. Por eso se hace indispensable crear nuevas metas que permitan a los ciudadanos utilizar todos los medios que estén a su alcance, como por ejemplo aprender el buen manejo de la informática y la digitalización, que a corto y mediano plazo ayudará a mejorar su situación.

El Ministerio TIC está desarrollando actividades de capacitación y formación en informática por todas las regiones de Colombia, para que nuestros pequeños y medianos empresarios del sector agropecuario, la industria y el comercio se capaciten y empiecen a utilizar tan importantes herramientas como instrumentos de producción, agroindustrialización y comercialización de sus productos.

El fantasma del desempleo, que indudablemente nos amenaza como consecuencia de la pandemia y se ve venir a pasos agigantados, está en la mira del presidente Duque y su vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, con proyectos innovadores; hay que recibirlos con entusiasmo y empezar a desarrollarlos.

De manera acertada se está implementando el programa de reactivación económica, utilizando los instrumentos informáticos válidos para que todas regiones del país, por apartadas que sean, estén conectadas y puedan comunicarse con el mundo exterior para desarrollar actividades que les permitan hacer frente al desempleo y a la consecuente crisis económica que estamos padeciendo.

Por consiguiente, repetimos, fue muy gratificante escuchar la conferencia dictada por la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez ante la OCDE sobre la transformación digital en todos los campos de la actividad productiva y de formación académica, pues a través de este sistema se agilizan los trámites y se da paso a la información de primera mano para el desarrollo tecnológico en el sector agro.

Si el actual gobierno logra llevar la tecnología informática al sector rural, creo que se estaría dando un paso fundamental para que nuestros campesinos, especialmente pequeños y medianos productores, logren promocionar sus productos en los mercados nacionales e internacionales sin necesidad de acudir a los intermediarios.

urielos@telmex.net.co

Comparte en redes: