Por: Aura Lucía Mera

¿Gol o autogol?

No entiendo nada de economía, afortunadamente.

Lo único que sé es que en Colombia la brecha entre ricos y pobres es cada vez más grande. Que los campesinos a duras penas pueden subsistir. Que terratenientes privados se han quedado con miles de miles de hectáreas de los desplazados. Que la justicia sigue siendo para los de ruana. Que los mayores corruptos andan sueltos o, en pocos casos, en casas-cárceles, con todas las comodidades. Que presos pueden salir a hacer política y aceitar sus maquinarias cada vez que les da la gana. Que el procurador pretende meternos el Catecismo Astete por donde nos quepa. Que el invierno nada más empieza y ya tenemos muertos y vías clausuradas. Que los más necesitados se enferman y mueren sin drogas. Que el resultado de las elecciones va a ser, en muchos departamentos, la crónica de un fraude anunciado.

Lo del TLC no sé si será un golazo del presidente Santos para Uribe, quien no pudo lograrlo, simplemente porque los demócratas de EE.UU. no tragaron entero, a pesar de su servilismo con Bush, o un autogol que nos dejará más pobres, más humillados y más dependientes para todo movimiento del Tío Sam...

Lo único que sé es que carreteras no hay. Que sacar cualquier producto de este país encasillado en tres cordilleras es más costoso que viajar a la Luna. Que Buenaventura, además de ser el centro del narcotráfico, no tiene puerto digno, ni carretera, ni infraestructura de ninguna clase. Que no existen los ferrocarriles. Que los agricultores en su mayoría, no me refiero a los poderosos, no tienen ningún aliciente ni hoja de ruta que les explique de qué se trata el nuevo baile. Que las aerolíneas son un negocio y no piensan llevar nuestros productos al vecino del norte.

La famosa carretera Buga o Cali-Buenaventura lleva décadas sin que nadie le ponga bolas. Recuerdo un foro realizado en el puerto, cuando Angelino era gobernador, Uribe presidente y Uriel, el seminarista, ministro. Prometieron esta vida y la otra. Doble calzada, dragado, viviendas decentes, empleos. Mientras en el descanso comían pasta en la tarima y los escuchas un sánduche frío en las sillas rimax de platea. La audiencia palpitaba de emoción. Al fin. Pero como dice el tonto de Buga, “de eso tan bueno no dan tanto” y encontró una mosca dentro del mate de manjarblanco. ¿Por dónde se van a sacar hacia EE.UU. todos los productos? Hasta ahora la vía más rápida son los submarinos de los narcos. Me perdonan la alusión, pero en lo único que somos expertos en exportar son aquellas sustancias. De Boyacá en los campos hasta EE.UU., ¿por dónde saldrá la papa? Es una pregunta inocente. ¿El túnel de La Línea estará terminado alguna vez? ¿Los gringos utilizarán nuestro maíz para hacer su corn beef? ¿O nos lo enseñaran a comer a nosotros? ¿Quién cuidará los puertos? ¿Cuántos empleos de verdad generará esta ilusión? ¿O nos va a pasar como la lechera y el cántaro que se fue de bruces al final? ¿El Agro Ingreso en manos de quiénes quedará?

Espero que todas mis dudas resulten ser meras especulaciones de alguien totalmente ignorante en el tema. Pero no creo en la victoria hasta que no metamos un gol. Así falten no más 10 segundos, como lo metió Falcao, el de la banca de atrás.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Aura Lucía Mera

Recreos horizontales

¿Libre personalidad?

Oiga, Mire, Lea

¡País mezquino!

¡La lupa interior!