Por: Antonio Casale

Grandes retos deportivos para 2018

Rusia sin duda acaparará la atención. Para los futboleros, la vida no se mide en años o meses, se mide en mundiales. El de 2018 representa el último para una buena parte de la generación de colombianos que obtuvo grandes logros desde las categorías juveniles. Pero no nos podemos meter mentiras. Colombia clasificó con lo justo y tendrá que dar un giro importante de rendimiento para igualar los cuartos de final conseguidos en Brasil. Clasificar a la segunda ronda estaría acorde con el nivel de nuestros hombres. De ahí para allá sería apoteósico.

Los equipos colombianos en torneos internacionales dejaron un mal sabor el año pasado. Para este curso, Nacional debe pelear por el título. Millonarios, por pasar a la segunda fase en el grupo más complicado de todos, en el que enfrentará al campeón de Brasil, Corinthians, y al campeón de la Sudamericana, Independiente. Júnior tiene nómina para pelear por llegar mínimo a cuartos y Santa Fe ilusiona con la fase de grupos. Con ello habrán cumplido. Deportivo Cali, América y DIM tienen el deber de ser protagonistas en la Sudamericana. Lo que haga Jaguares será bienvenido.

En cuanto a ciclismo, con el año turbulento que le espera a Froome por su eventual dopaje, este puede ser el año de Nairo. Le puede estar llegando la hora de ganar el tan anhelado Tour. Los especialistas coinciden en que Pantano puede dar la sorpresa. Urán, sin un gran equipo pero con talento, puede repetir alguna gran actuación. El desquite espera al Chavito Chaves, y Egan Bernal puede confirmarse como una realidad. Gaviria será protagonista como embalador. Mariana Pajón saldrá a defender su tesoro en el bicicrós y confirmarse como carta en la pista.

El tenis femenino podrá confirmar como cartas para el futuro a Emiliana Arango y María Camila Osorio, hoy en lo alto del escalafón juvenil a nivel mundial. Desde tiempos de Fabiola Zuluaga y Catalina Castaño no se veía una camada con tanto talento. En hombres, Cabal y Farah van por su esquivo Grand Slam como pareja.

Sofía Gómez, Orlando Duque, Caterine Ibargüen, Éider Arévalo y Jossimar Calvo buscarán mantenerse entre los mejores del mundo. El Estado, después de cumplir con creces en los Bolivarianos, tendrá la responsabilidad de organizar los Juegos Centroamericanos; Barranquilla parece estar lista. La edad de oro del deporte colombiano continúa escribiéndose.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antonio Casale

Los Nicolases, los “e-gamers”

Millos y Santa Fe, muy parecidos

Con miedo, sin miedo

La Copa Davis y Twitter